A un año de los Claps, comunidades evalúan logros y nuevas propuestas

A un año de los Claps, comunidades evalúan logros y nuevas propuestas

 

A un año de haberse constituido los CLAP, lo cual representan la construcción de un nuevo sistema de distribución, la Fundación para la Promoción y Desarrollo del Poder Comunal (Fundacomunal), ha venido sosteniendo una serie de asambleas con los voceros de este segmento de la comunidad para que este empoderamiento siga dando cambios en las relaciones de comercialización y producción y la responsabilidad con los vecinos se vuelva más efectiva y eficiente.

Estas Asambleas también han servido para verificar más de 50 experiencias productivas en el estado Vargas, emprendidas por comunidades organizadas, tal como el caso de la Unidad Productiva Familiar Manuelita Sáenz, en la parroquia Caraballeda, donde Adelina Medina, junto a sus hijos, crían gallinas ponedoras nutridas con un alimento balanceado producido por ellos mismos.

Comenzamos con 30 gallinas las cuales producían 58 huevos diarios, dijo Adelina. “Recientemente adquirimos otras 150 a las cuales le estamos suministrando nuestro alimento balanceado y esperamos que muy pronto también engendren hasta dos huevos diarios cada una de ellas”, aseguró.

Pavel Mcgregor, coordinador de la Fundación en el estado Vargas destacó que han logrado reunirse con unos 780 líderes de Claps en las parroquias Carlos Soublette, Carayaca, Naiguatá, Maiquetía y Caraballeda donde se ha palpado la gran organización que estos han ejecutado en favor de la distribución equitativa de alimentos y ahora una significativa producción de diferentes rubros alimenticios.

Solo nos mueve la búsqueda de la independencia económica de nuestra región y el país entero”, manifestó Javier Torres del Clap productivo Blanquita de Pérez, quien junto a unos 25 labriegos elaboran su propio abono natural para mejorar la producción de tubérculos, hortalizas y frutas en su sector.

Nosotros producimos un fertilizante de manera original lo cual nos está ayudando a producir, en muy buenas proporciones, gran parte de la comida que se consume en nuestra comunidad y los excedentes los estamos llevando a las comunidades vecinas, explicó.

El coordinador de la Fundación también manifestó que por medio de una alianza que se está gestando con representantes de medios alternativos y del Consejo de Comunicación regional, se formarán comunicadores populares para que los CLAP también combatan la

Texto y fotos por Isaías Laya/Prensa Fundacomunal