Alcides Castillo: Cuidado con el “giro sorpresivo” del imperialismo

Alcides Castillo: Cuidado con el “giro sorpresivo” del imperialismo

El “giro sorpresivo” de la política exterior de Washington hacia Venezuela es de cuidado.

Tras bastidores o entre líneas se puede ver y leer que el imperio viene con una “agresión blanda”, con eso que se denomina violencia simbólica, es decir, tras sus declaraciones de buenas intenciones se esconde la verdad, que no es otra que intentar implosionar a la Revolución Bolivariana, pero esta vez como “amigos”.

El ave de rapiña menor se esfuerza en hacer creer que el imperialismo yanqui rectificó en su política de agredir a Venezuela y que paró las directrices de “derribar al régimen” y sustituirlo por un “nuevo gobierno”, tal fue la orden del presidente Barack Obama en días pasados cuando abogó por la libertad de los “presos políticos”, entre ellos de Leopoldo López, quien es el autor intelectual del asesinato de 43 ciudadanas y ciudadanos durante la guarimba de 2014.

Jhon Kerry, secretario de Estado, dijo a la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, en República Dominicana: “Mira, no podemos seguir estancados en esta vieja batalla retórica. Tenemos que llegar a algo que satisfaga las necesidades de los venezolanos, (que) respete la Constitución y el proceso (constitucional)”.

Cinismo o falta de memoria del cóndor menor de la Casa Blanca.

La “vieja batalla retórica” la utiliza el imperio para manipular, mentir y esconder la verdad de las agresiones no solo contra nuestra Patria sino contra todos los países de Nuestra América y del mundo. Parece olvidar que son ellos (los imperialistas) quienes oponen, con invasiones militares, al ejercicio democrático de la libre autodeterminación de los pueblos, es decir, a ejercer el derecho a la libertad, la soberanía y la independencia.

Es cinismo decir que debemos respetar nuestra Constitución irrespetada por el fascismo nacional e internacional aupado por el gobierno de Obama. Es cinismo solicitar que se respete el proceso constitucional cuando desde el Pentágono, la CIA, la Embajada de EEUU en nuestro país y desde la Secretaría General de la OEA, con Luis Almagro a la cabeza, se impulsa la desobediencia y el golpe de Estado.

Ese “giro sorpresivo” es el mismo que anunció Obama para Cuba, con el cual esperan subvertir el orden interno y derrocar la Revolución Cubana desde adentro, meta que no consiguieron con casi 60 años de bloqueo despiadado y los innumerables actos de terrorismo, los ataques mercenarios, los muertos y los intentos de asesinato del comandante Fidel Castro y otros líderes del proceso revolucionario.

El “giro sorpresivo” lleva implícito palabras “suaves y edulcorantes”. Expresó Obama en Cuba: “Es hora ya de olvidarnos del pasado, dejemos el pasado, miremos el futuro, mirémoslo juntos, un futuro de esperanza. Y no va a ser fácil, va a haber retos, y a esos vamos a darle tiempo; pero mi estadía aquí me da más esperanzas de lo que podemos hacer juntos como amigos, como familia, como vecinos, juntos”.

Ya lo advirtió el Che: “No hay que confiar en el imperialismo ni tantito así”.

LETRA INVITADA/Jun 18, 2016

Expresa tu opinión

*