Asamblea Nacional es tributaria de EEUU

Asamblea Nacional es tributaria de EEUU

El día en que se instaló la Asamblea Nacional (AN) venezolana, el pasado cinco de enero de dos mil dieciséis (05/01/2016), el principal mercachifle de la política que ha presidido a los oposicionismos nucleados en la MUD, llegó en una carroza con placas diplomáticas estadounidenses, directo al patio central que da al Hemiciclo. Esto no significó poderío del atorrante personaje, sino un mensaje muy negativo de parte del gobierno que preside Barack Husseín Obama, para que, tanto los venezolanos, como el resto del mundo, sepamos que ellos han avanzado en su penetración de nuestras instituciones venezolanas, además de su poderío omnímodo, que traspasa fronteras y no tiene límites, como país imperial que nos considera y trata como su colonia bananera.

Era, mearse en el patio de la casa de Bolívar y Chávez para hacernos ver que nuestra soberanía es un mal chiste y ofender a los venezolanos. En esta oportunidad, tal agravio fue ayudado por el mandadero pedigüeño de dólares, quien se creyó muy importante y que se la estaba comiendo, aunque gracias a esos dólares sucios, sacia las cirugías de su doñita esposa y la colma de cosas que la hacen sentir linda, cual vendedora boba de Avon’s, que sin darse cuenta de que el rey está desnudo, denosta y cree ofender a las mujeres chavistas, porque éstas no son mujer, ni propiedad, ni la putita privada de nadie.

Así comenzó la gestión del gobierno estadounidense en la AN, con su mayoría calificada, entre delincuentes de diversa índole, entre los que destacan: periqueros que se meten su pase de cocaína para poder enfrentar las acciones de calle; marihuaneros que se muestran como modelos de la juventud y, tristemente, lo son, ya que, mediáticamente y con billetes verdes dados por la U.S. Embassy en Caracas, son vistos como exitosos y atractivos de una generación boba de jóvenes, que no saben del pasado oprobioso que les tocó vivir hasta hace diecisiete años atrás, a sus padres, tíos y abuelos; pseudoempresarios que compraron su curul en las tarjetas de la MUD; guarimberas y guarimberos asesinos, disfrazados de movimiento estudiantil universitario, cuyos grandes logros han sido operarse las tetas y el culo y exhibirse desnudas y desnudos en Facebook, mientras los malvestidos y menos agraciados por la naturaleza satisfacen sus ganas de salir del rancho, adquiriendo apartamentos y carros, que jamás podrían comprar honradamente, porque odian trabajar; y los carcamales corruptos, necróticos y asesinos de la IV República, que amasaron fortuna robando con disimulo y ropaje de legalidad, como lo hizo Henry Ramos Allup y su suegro D’Agostino.

Con estos delincuentes haciendo mayoría parlamentaria, comenzó la gestión del gobierno estadounidense, ocupados en acciones como éstas: compromiso de salir de Nicolás Maduro, en un lapso de seis meses, que al no poder lograrlo, lo han extendido con diversos mecanismos de lucha, que trastocan lo legal y violentan la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV); pretensión de destituir a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), designados en diciembre del dos mil quince (2015), para que los delincuentes tribunos del gobierno estadounidense designen a sus delincuentes abogados cuartorrepublicanos como magistrados y, por esa vía, destituir al Presidente Nicolás Maduro y legitiman la derogación de la CRBV y la restauración de la vieja Constitución de 1961; destitución de ministros; despojo de viviendas a las familias a las que el gobierno revolucionario se las ha asignado u otorgado, para que ellos, esa derecha pitiyanqui, venda las viviendas construidas por la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), sólo a quienes las paguen a precio del mercado capitalista y nada para los pobres, ni para las parejas jóvenes; flexibilización laboral disfrazada de Ley del Primer Empleo y Ley de Producción Nacional, además de la derogación de la Ley Orgánica del Trabajo, de las Trabajadoras y los Trabajadores (LOTTT); usurpación de funciones del Ejecutivo Nacional, al solicitar ante la Organización de Estados Americanos (OEA), la aplicación de la Carta Democrática, en un vulgar acto de traición a la Patria; ofensas impunes a la majestad institucional del Consejo Nacional Electoral (CNE), del TSJ y contra la integridad y moral de las damas que conforman dichos poderes públicos; giras a países con gobiernos hostiles contra Venezuela, a los que les solicitan el boicot económico, bloqueo velado y apoyo para la conspiración golpista que derroque a Nicolás Maduro; implicación en los asesinatos selectivos de chavistas; relación directa con narcotraficantes, enemigos de Venezuela, como Álvaro Uribe Vélez; utilización de recursos económicos y materiales del gobierno estadounidense y de sus fundaciones-fachada, para consumo de drogas de los parlamentarios y sus allegados, financiamiento de bandas delictivas, pagos de sicarios, derroche en francachelas de los diputados de la MUD, pagos de sobornos y financiamiento de las acciones conspirativas, de diversa índole.

En este concierto para delinquir, institucionalizado por los tributarios delincuentes diputados del gobierno estadounidense, no hay necesidad de atormentarse, si existe o no la posibilidad de disolver la AN. Con sólo hacer que funcione la justicia y se apliquen las sanciones correspondientes a esa pléyade de enfermos corruptos, asesinos, guarimberos, sodomitas, traficantes de drogas e influencias y serviles tributarios del gobierno estadounidense, ya se estaría preservando la institucionalidad venezolana, sin confiarnos en una falsa paz y e irlos sobrellevando o padeciendo, porque a la vuelta de unos días o unos meses, ellos, esa derecha parlamentaria va a causar un baño de sangre más grande, que el que ellos causaron el veintisiete de febrero del año mil novecientos ochenta y nueve (27/02/1989), en donde los únicos que pagan sus gracias, son los pobres y los más débiles. Esa derecha fascioparlamentaria sólo se propone derrocar a Nicolás Maduro y liquidar todo rastro del legado del Comandante Hugo Chávez. Mientras tanto, el gobierno estadounidense se está aprovechando se estos rastacueriles personajes para recolonizar a los venezolanos y reapropiarse de nuestros recursos.

Prof. Luis Pino

@l2pino2

Expresa tu opinión

*