César Alonso: “Gobierno fomenta el mercado negro de la gasolina”

César Alonso: “Gobierno fomenta el mercado negro de la gasolina”

El diputado asegura que usar el Carnet de la Patria para condicionar las ventas sólo beneficia a los revendedores

María Lourdes Arráez
mlalaverdad@gmail.com

“La venta de gasolina con el Carnet de la Patria constituye una nueva acción hostil de Nicolas Maduro en contra del pueblo, al pretender segregar y excluir a quienes no quieran sacarse ese instrumento de chantaje”, denuncia el diputado a la Asamblea Nacional y presidente de Un Nuevo Tiempo en Vargas César Alonso.


Asegura que es inaudito que después de ser la tercera industria petrolera del mundo, la situación deplorable de Pdvsa nos lleve a controlar el consumo de la gasolina.

“Va a proliferar un mercado negro de gasolina, como lo hay de lubricantes, alimentos y medicinas. Todo lo que el gobierno de Maduro controla termina en que los productos desaparecen y se tienen que conseguir a través del mercado negro, sin ningún tipo de control”.

Señala que somete a los venezolanos que no tienen Carnet de la Patria a comprar el producto a un precio internacional, “los venezolanos que ganan sueldos paupérrimos no tendrán como llenar el tanque”.

“El gobierno se divorció de los problemas de la gente”

Por otro lado, indica que al cumplirse un año de la “ilegítima elección” de la Asamblea Nacional Constituyente, a su juicio no hay un solo problema que le haya resuelto a los venezolanos, “muy por el contrario lo que ha hecho es acentuar los niveles de conflictividad”.

Asegura que los constituyentes actúan como un apéndice del presidente Maduro, quien los usa a su conveniencia, “para ellos los problemas de los venezolanos no son importantes por eso no han resuelto ni uno solo, la ANC es un brazo político para perseguir a la Asamblea Nacional”.

Reitera que el fin de la Constituyente es mantener los privilegios de los que se han entronizado en el poder para repartirselo en cuotas.

Resalta que la Constituyente es improductiva para el pueblo, mientras que la Asamblea Nacional, a pesar del cerco y las limitaciones, sigue trabajando para estructurar un banco de leyes que ayudarán a reconstruir el país cuando se restituya la democracia.

Asevera que el Congreso del PSUV fue la oportunidad para que los grandes jerarcas revolucionarios demostraran los privilegios que tienen, a costilla de las miserias del pueblo, “veíamos lujosas camionetas, costosos relojes, equipos tecnológicos de ultima tecnología, todo un aparataje para montar un show que esta divorciado con lo que reclama el pueblo”.
Reitera que en ese espacio no se habló de la díaspora venezolana, de la corrupción, de la pobreza, del hambre y la desnutrición, de la crisis hospitalaria o de la inflación, que es lo que realmente le interesa al venezolano que se hable para buscarle solución.MLA

Con información de La Verdad de Vargas