Chantajes de la derecha venezolana y los gringos

Chantajes de la derecha venezolana y los gringos

El gobierno que aún preside Barack Husseín Obama no cesa en su afán por derrocar al Presidente Nicolás Maduro y ante tanto fracaso de la oligarquía venezolana y de los drogadictos corruptos exdiputados de la autodisuelta Asamblea Nacional (AN), tiene a su personal de la U.S. Embassy en Caracas y a sus mercenarios, medios de comunicación privados, autoridades universitarias y a los que se nuclean en el Partido MUD, en un conjunto de acciones para diversificar la lucha insurreccional, aunque, afortunadamente para el país, de manera errática, lo que ha permitido que la mayoría del Pueblo venezolano se percate de la calaña de esa oposición golpista y servil de los gringos, además de evidenciar quiénes son los causantes de la guerra económica que ha hecho aún más ricos a los parásitos nucleados en Fedecámaras-Venamcham y esa pléyade emergente de usureros nuevos ricos que se levantan de la especulación, usura y bachaqueo, en detrimento de sus vecinos, hasta que el Pueblo se arreche, como en febrero del 89 y les queme y saquee sus bodegas, taguaras y centros en donde Empresas Polar vende la cerveza para embriagar a los pobres y venderles a precios especulativos con el llamado “Código”, cuyas bolsas de la estafa están vendiéndolas, para confundirlas y prostituir a las de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Nada de lo anterior expuesto sería un peligro, si no fuese por el chantaje que tanto la derecha criolla, como sus amos gringos han difundido para atemorizar a la población y chantajear a las instituciones y la institucionalidad revolucionaria. Pero, olvidan algo: Nicolás Maduro es inchantajeable.

Ese chantaje les viene como anillo al dedo, en cada acto violento y criminal, en cada violación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) y en cada berrinche que se les ocurra “hasta que caiga, quien nos está gobernando”, según órdenes directas y expresas del asesino Leopoldo López.

En esta onda malandra, tenemos, por ejemplo, a los rectores de las universidades nucleadas en la llamada AVERU, quienes desconocen abiertamente el artículo 109 de la CRBV, pero la invocan para atornillarse eternamente en las universidades, y así, dedicarse a conspirar y hacer lo que les venga en gana, “hasta que caiga Maduro”, gracias a la impunidad y al silencio y retardo administrativo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al que tanto vilipendian desde las universidades, con insultos y agresiones contra los magistrados.

Atrás no se quedan los corruptos y asesinos, que al caer presos, se autodeclaran “presos políticos”, obviando que, por desgracia, han sido políticos que están presos por su delitos múltiples, aunque, desafortunadamente, lacras sociales y corruptos, como Henry Ramos Allup, nunca han pagado cárcel, como este señor, por todo lo que se robó con su suegro D’Agostino, como tampoco ha pagado por los delitos que está cometiendo contra la CRBV, sus agresiones contra las mujeres, llamados a la violencia y genocidio, además de amenazas, agavillamiento, ruptura del orden institucional y disolución deliberada de la AN.

Pero, como los exdiputados de la derecha bajo el mando del corrupto adeco, saben que se han autodisuelto por violar y renegar de la CRBV, desconocer los demás poderes públicos, invocar el Golpe de Estado y apologizar otros delitos, entre los que destaca la incorporación de tres delincuentes que usurpan el cargo de diputados sin serlo y estando bajo investigación, ahora pretenden, desincorporar a estos tres delincuentes y hacer borrón y cuenta nueva, arrogándose, además, la facultad de macropoder y gobierno parlamentario.

Igual sucede con los oposicionismos que conforman el megapartido MUD, los que iniciaron un proceso para solicitar la activación del Referendum Revocatorio (RR) del mandato del Presidente Nicolás Maduro y como saben que han iniciado un proceso con un mega fraude de firmas, ahora chantajean con prender y quemar el país por los cuatro costados, porque ese megafraude debe quedar impune, según estos patoteros políticos, a cuenta de que Obama los apoya y Almagro odia a Maduro. Pues, con todo el chantaje y agresiones, la mayoría de los venezolanos no permitiremos que se imponga el fraude y malandraje político, lo que significa que no habrá RR, ni este año 2016 y menos aún, en el 2017. Ese megafraude obliga a las instituciones, al TSJ y al CNE, a poner orden y obligar según las leyes venezolanas, a que la organización MUD sea disuelta y eliminada como partido político y los obligue a organizarse o nuclearse como partidos políticos u otro megapartido político, lo que significaría, si la derecha se decide por este último, la extinción definitiva de los viejos partidos de la derecha golpista, como AD y COPEI, con sus réplicas y filiales PJ, UNT y VP, al igual que los grupos de extrema derecha habrían de ser revisados o disueltos, para ordenarlos de acuerdo con el marco constitucional. Pero, el chantaje no se impondrá y “si se prende un peo con Maduro me resteo” es la consigna que rueda en las calles, si esa derecha golpista criolla y los gringos prepotentes se atreven a prenderlo.

Prof. Luis Pino

@l2pino2