Crisis humanitaria y de valores reina en Venezuela

Crisis humanitaria y de valores reina en Venezuela

Vivir y Hacer

Por: Jesús Alfonzo Sánchez

@JASANCHEZ1145

Es inaudito lo que pasa en Venezuela con indiferencia del gobierno e instituciones del Estado. ¿Acaso no es suficiente testimonios y hechos que la población de Venezuela muere por causa de hambre y de atención clínica? La escasez de alimentos, medicamentos y servicios de salud pública es notoria e insoportable. El marasmo inducido es planificado y dirigido por revanchismo sociopolítico y resentimiento social de golpistas del 4F/92 que  han sido insaciables y están buchones que no saben ocultar la riqueza mal habida. La inseguridad e impunidad es total. El acoso del hampa es exponencial en cualquier hora del día y de la noche en consecuencia no existe sitio que valga para garantizar la vida y bienes en Venezuela.

Nadie en la comunidad mundial ignora la crisis humanitaria y de valores que pasa en Venezuela. Da lastima ver y sentir en carne propia que un país como Venezuela, que fue ejemplo de progreso y de cultura democrática, que exporto a países del continente y hasta en el viejo mundo. Un ejemplo fue la transición política de España a la muerte del dictador Franco y devuelta la monarquía por legado del dictador con el ensayo de gobierno Democrático en España. Cuenta la historia, el Presidente Carlos Andrés Pérez (I) llego al aeropuerto de Madrid y dijo al Rey Juan Carlos y presidente Suarez que les recibía, “les traigo en valija diplomática un contrabando a bordo en el avión presidencial, a vuestro líder opositor del exilio, Don Felipe González” así fue CAP un demócrata a carta cabal. Felipe González fue el primer presidente Democrático de España, gracia a la ayuda del sistema democrático de Venezuela. Así de las cosas. Muchos desterrados políticos y perseguidos, religiosos y de exterminio de raza como el pueblo Judío, rechazados en cada puerto que tocaban y nadie aceptaba el contingente a bordo execrados por los nazis en plena segunda guerra mundial y, Venezuela dio permiso de desembarcar en Puerto Cabellos, Estado Carabobo, y desde entonces la comunidad judía es parte de nuestra hermandad venezolana. Igual sucedió con chilenos, uruguayos, peruanos,  argentinos, y pare usted de contar. Y millardos de colombianos desplazados por violación de DDHH, sicariatos, cobro de vacunas, espoliación, asesinatos a mansalva de la FARC que hoy sella sin remordimiento la Paz de Colombia en Cuba dictatorial ¿Insólito! Acontecimiento fabricado por el Presidente Santos que los entendidos han llamado “una PAZ de Muerte” ¡Ojala! este injerto no produzca un mal mayor a través de un acuerdo de paz sin castigo de crímenes de lesa humanidad.

Volviendo al tema de la muerte en Venezuela en suma con el ingrediente de la muerte de valores sociales en Venezuela con los sucesos materializado en el semestre que termina a nivel nacional con cientos de protesta de comunidades que piden comida y medicinas para aliviar el hambre y enfermedades que toca en las puertas de la comunidad nacional sin que haya solidaridad alguna de malvados demenciales que encarna el gobierno dictatorial de Nicolás Maduros en contubernio con militares corruptos que no pueden ocultar la mala conducta  que descalifica el desgastado prestigio de FAN de Venezuela. Hoy es una vergüenza pública ser militar comparable a un esbirro tipo cubano al servicio del régimen de Venezuela.

Monseñor, Baltasar Porra, arzobispo metropolitano de Mérida condenó los hechos violentos que se suscitaron el pasado viernes (01-07-16) en la ciudad de Mérida. Denuncio que cuatro jóvenes estudiantes de bachillerato del Seminario fueron agredidos, desnudados y golpeados por antisociales. “Un grupo de colectivos bajo la denominación de prestar el servicio de mototaxi se adueñaron de la ciudad y hacen a sus anchas lo que quieren mientras que los órganos de seguridad del estado no se presentan para interrumpir la situación” El prelado máxima autoridad católica de Mérida dijo que el viernes fue pautado un evento en la Federación de Centros Universitarios de Mérida en el que participó Lilian Tintori esposa de Leopoldo López preso político de Maduro. Mientras se llevaba a cabo la reunión, los motorizados “atacaron a todos los que se movían por las inmediaciones de la ciudad de Mérida”. “Es inadmisible este paramilitarismo, que utiliza a estos grupos para no permitir que nadie que no sea afín al gobierno pueda manifestarse o reunirse (…) El fanatismo no puede apoderarse a placer de la ciudadanía” Las redes sociales publico videos cuando los seminaristas del Seminario San Buenaventura en Mérida, alumnos agredidos despojado de la ropa, desnudos corrían como salvajes en la pradera horrorizados de ser atrapados o cogidos a lazo como bestias cimarrón por aberrados colectivos que integran bandas criminales del gobierno regional y Psuv que aun comanda el actual gobernador de Aragua miembro nato del fundamentalismo que protegió el eterno comandante Chávez y su hermano Adán desde que fue presidente de la FCU de la ULA, y ejecuto enfrentamientos estudiantiles con muertes y saqueos en la Ciudad de los Caballeros de Mérida.

La perdida de valores del país es una constante, y la muerte cabalga como alma que se lleva el diablo. De igual modo se produjo sucesos de violencias, saqueos en Cumana, Tucupita que fueron atacadas por fuerzas publicas y colectivos sin misericordia y desproporcional en el uso de tanques antimotines y armas largas de guerra  para disolver a revoltosos como en un campo de batalla. Estamos sentados encima de un polvorín, cuando hay hambre y dolor la protesta no se deja esperar y la reacción es incontrolable. El pueblo empobrecido y en mengua no consigue alimentos ni pastillas para calmar un dolor de cabeza ni mucho menos controlar los pacientes de hipertensión o de enfermedad de párkinson, etc., la muerte en serie de neonatos y niños es una constante por falta de atención hospitalaria sin que el gobierno de Maduro se conduela de la tragedia nacional.

Pueblo de Venezuela no podemos seguir paralizado o hipnotizado por el régimen que nos conduce a un martirio y quizás al suicidio en masas si continuamos indiferentes u obedientes como sino circulara sangre por nuestras venas, debemos asumir con valentía usando el ultimo aliento que nos queda. Hay que salir a como de lugar del este régimen que comanda el deshumanizado Presidente Maduro y sus compinches comunistas y militares que no saben que hacer con el Poder, y con la riqueza mal habida.

Una paralización nacional de brazos caídos con cero violencias es la salida. Eso sí, exhibir un pendón pequeño de fabricación artesanal que diga: “Con hambre y enfermedades no hay paz en Venezuela”  ¡no vamos a claudicar hasta que Maduro firme la Renuncia!

Así de las cosas.

Expresa tu opinión

*