Detuvieron a dos profesores del colegio Emil Friedman

Detuvieron a dos profesores del colegio Emil Friedman

Primicias24.com – Los estudiantes de primaria del colegio Emil Friedman en Baruta, estado Miranda, presenciaron la detención de dos de sus profesores el jueves 30 de julio, mientras que el rumor de que algunos de sus compañeros habían sido abusados se extendió por la comunidad escolar.

La denuncia de un representante activó las alarmas en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, dos días antes de la detención. Luego de practicar varias entrevistas al denunciante, a la víctima y realizar exámenes médicos y químicos, se pidió a la Fiscalía que solicitara la orden de aprehensión al Tribunal por un presunto caso de abuso sexual en menores de edad.

El jueves 30 de junio, las autoridades del colegio colaboraron con los funcionarios del Cicpc que acudieron a las instalaciones. Los agentes les señalaron que un profesor de natación de la unidad educativa fue señalado por uno de los estudiantes como su agresor y también el de varios de sus compañeros de clase, por lo que detuvieron a Richard Oswaldo Marín Torres, de 47 años de edad, y Juan José Carrillo Palacios, de 41 años, ya que ambos son los instructores de esta disciplina ese plantel.

En la audiencia de presentación, los fiscales 66 ° nacionales y 107° del AMC, Felipe Hernández y Anabella Carballo, respectivamente, imputarán a los dos hombres, quienes laboran en un colegio ubicado en la urbanización Los Campitos, municipio Baruta del estado Miranda, por estos delitos previstos en la legislación venezolana.

La directiva de la Sociedad de Padres y Representantes del colegio envió un comunicado a quienes integran este grupo para llamar a la calma en “momentos de confusión y dolor“. Invitó a evitar la “ligereza de juicio, prejuzgando sin conocer a ciencia cierta la veracidad y completa magnitud de los hechos“, así como a no caer en “la palabra descuidada y propagación de informaciones aisladas, que por desatinadas puedan hacer daño injusto e innecesario a quienes no se lo merecen, menoscabando el respeto y la reserva en resguardo de la reputación de los niños“.

La representación de los padres organizados exhortó a mantener presentes los principios de justicia, como por ejemplo, “la presunción de inocencia, hasta que se demuestre fehacientemente lo contrario”.

Por Luis Alvarenga

Expresa tu opinión

*