El Alzheimer: una amenaza en la edad avanzada

El Alzheimer: una amenaza en la edad avanzada

La lentitud y los olvidos frecuentes en la memoria más reciente, son tan sólo algunos síntomas que se convierten en discapacidades que impiden al paciente llevar una vida plena y normal

Caracas, julio 2016.- La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores, por su complejidad y la necesidad de encontrar tratamientos terapéuticos que mejoren la condición y calidad de vida de quienes padecen esta enfermedad es que es una de las patologías más estudiada en el mundo desde hace 100 años.

La especialista en Psicología Clínica y Neuropsicología, Sandra Crespo, define el Alzheimer como una entidad diferente al envejecimiento normal. “Con el paso de los años es normal que se enlentezca la velocidad de procesamiento de información y haya ciertas fallas en la memoria episódica, sin embargo, si estas fallas de memoria y trastornos conductuales son tan graves que limitan el funcionamiento independiente de la persona, requiriendo de la supervisión y apoyo para poder sobrevivir, entonces sí pudiéramos estar hablando del Alzheimer como diagnóstico final”.

En cuanto a sus síntomas, Crespo explicó que el Alzheimer en su forma típica se caracteriza por un deterioro lentamente progresivo, que suele comenzar con pérdida de la memoria y se le van sumando otras fallas de manera paulatina, tales como el déficit de atención, limitación en la visoconstrucción, el juicio, el cálculo, el lenguaje, entre otros.

Al ser una enfermedad degenerativa, es muy común que el Alzheimer se presente después de los 65 años de edad, en la etapa senil. Aun así, según Crespo, no debe descartarse su aparición en las etapas pre-seniles. Como en toda patología es necesario que el diagnóstico sea dado por el médico especialista, éste realizará las pruebas necesarias para determinar si la persona padece o no de Alzheimer.

Basada en lo que se reporta en consulta, para la especialista en neuropsicología existe una mayor prevalencia en mujeres que en hombres. Sin embargo, esta leve diferencia puede deberse a aspectos relacionados con el comportamiento socio cultural del género femenino, más que a una mayor predisposición genética porque las mujeres tienen una esperanza de vida mayor, los hombres suelen presentar menos quejas o resistirse más a buscar ayuda, entre otros aspectos.

Tratamiento terapéutico y neuropsicológico

Lo mejor para estos pacientes es que tengan al lado a alguien que los apoye y les preste toda la colaboración. En este sentido, la especialista señala que el mejor tratamiento que puede recibir un paciente con Alzheimer “es el buen trato de sus familiares, ya que de esto va a depender que el paciente esté estable anímicamente, evitando los síntomas psicológicos y conductuales como ansiedad, depresión, agitación, que pueden acompañar la enfermedad,”.

Por otro lado, la especialista explicó que existen opciones de tratamiento farmacológico que deben ser indicados y supervisados solo por el médico tratante, como por ejemplo la Memantina (molécula que actúa sobre el sistema glutamatérgico, mediante el bloqueo de los receptores NMDA de glutamato) que puede retrasar la progresión de la enfermedad en las fases leves hasta moderadas de la demencia.

No obstante, la especialista reiteró que los tratamientos no farmacológicos que incluyen dieta, ejercicio, rehabilitación cognitiva, grupos de apoyo, terapia ocupacional, entre otros, son fundamentales para mejorar la calidad de vida del paciente, promoviendo su independencia el mayor tiempo posible y logrando armonía en el entorno familiar, con el fin de controlar los síntomas psicológicos y conductuales que pudieran desencadenarse.

Para finalizar, Crespo indicó que para cuidar bien del paciente con Alzheimer, lo primero que hay que hacer es aceptar la enfermedad. “Si aceptamos que lo que nos está pasando es una experiencia de vida, no algo malo o catastrófico, vamos a estar en mejor disposición para un cuidado amable, armonioso y amoroso que es lo que requieren nuestros pacientes”, concluyó.

Expresa tu opinión

*