En nueva convención colectiva docentes de Vargas piden nivelación de salarios y bonificaciones

En nueva convención colectiva docentes de Vargas piden nivelación de salarios y bonificaciones

El nuevo contrato contempla un ajuste sustancial y porcentual no sólo del sueldo sino también de las bonificaciones y otros beneficios que inciden en el salario integral

La eliminación de las diferencias que existen entre los docentes de las nacionales o adscritos al Ministerio de Educación y los estadales, dependientes de la Gobernación, que van desde los salarios hasta las bonificaciones, primas y otros beneficios,  se plantea el magisterio de Vargas, a propósito de la elaboración del nuevo proyecto de convención colectiva 2018-2010.  Aunque desde hace 7 años el magisterio en Vargas no discute contrato, se espera que en esta oportunidad se puedan establecer las condiciones mínimas para sentarse con el patrono y lograr una mejora sustancial en la calidad de vida de los educadores.

También hay aspectos a  reconocer como los cargos a los contratados ya que en estos momentos hay docentes que tienen una función como especialista y no poseen la prima”, explica la docente y directivo del Sindicato Venezolano de Maestros, Rosa Herdez. El nuevo contrato contempla un ajuste sustancial y porcentual no sólo del sueldo sino también de las bonificaciones y otros beneficios que inciden en el salario integral.

Como parte de las innovaciones, el magisterio propone la creación de un fondo especial para  enfermedades además de  poder contar  con un bono por concepto de años dorados y de  turismo de subsistencia. “No todo es salario sino también otros beneficios de compensación que son de gran ayuda. La convención colectiva de trabajo tiene el deber de mejorar las condiciones de socioeconómicas y también  trabajo, previendo además una serie de enfermedades ocupacionales que alargo plazo perjudican la salud de los maestros. Con la creación del fondo especial para enfermedades es un fondo de ayuda para aquellos docentes y sus familiares que se haga muy costoso su tratamiento ante la patología que presente”, añade.

Pese a que el Ejecutivo Nacional en el 2016 realizó la homologación de sueldos de la educación a través de la contratación unitaria, en Vargas los docentes adscritos a la educación suman una lista de reclamos para exigir el cumplimiento del mandato presidencial. Ya llevan 7 años esperando por una nueva contratación que garantice mejoras en sus ingresos así como en sus condiciones de trabajo.  De lograrse establecer un consenso y de mantener la disposición de iniciar las discusiones del contrato, más de 3 mil educadores, incluyendo activos y jubilados, serían beneficiados en la entidad.