Desde la conciencia / La conciencia sexual

Desde la conciencia / La conciencia sexual

Por: Ignacio Buznego Escobar

En la humanidad no existe algo más hermoso que el nacimiento y no limito el nacimiento a solamente a la de un neonato humano, sino también cuando un animal sale del vientre de su madre en el caso de los animales vivíparos, o del huevo en el caso de los animales ovíparos, o bien cuando una planta sale de una semilla, el nacimiento es lo más hermoso que pueda existir en la tierra porque representa una nueva vida, y la nueva vida trae consigo inocencia, pureza, amor absoluto, que con el crecimiento y la toma de conciencia se va moldeando a lo que va hacer ese ser viviente en la adultez; me disculpo de antemano con el lector si se siente ofendido con mi aseveración, pero estoy convencido que los animales tiene una mayor conciencia sexual que el ser humano, ya que la utiliza para lo que existe y desarrollare esta afirmación; considero que el apareamiento (término utilizado para definir el emparejamiento de organismo de sexo opuesto usualmente con fines de reproducción sexual) es el instrumento con el cual cuenta los seres vivientes para darle continuidad a la especie, en el caso del reino animal observamos que cuando se realiza el acto del apareamiento (el cual se ejecuta en los días fértiles de la hembra) el producto de ese apareamiento es una nueva vida, es difícil observar en días no fértiles de la hembra que exista actos de apareamiento en el reino animal, observemos al ser humano que no difiere en su predisposición biológica con el del animal, ya que la mujer también cuenta con días fértiles el cual denominamos días de ovulación, en lo que difiere el ser humano con el animal es su conducta sexual, ya que el ser humano en la mayoría de los casos busca una satisfacción física en las relaciones sexuales y pocas veces la reproducción de la especie, aunque en ocasiones esa búsqueda de satisfacción física produzca un embarazo.

La conciencia sexual consiste en la responsabilidad que un hombre y una mujer tengan del producto que surja de una relación sexual los cuales son o un bebe o una enfermedad venérea, aunque ese producto sea consecuencia del amor, de dejarse llevar por los instintos o de la experimentación, el individuo debe concientizar que el producto de una relación sexual es causado principalmente por una toma de decisión individual y el Estado debe promover en la sociedad una conducta responsable para los actos sexuales de sus ciudadanos y penalizaciones ejemplarizantes para las personas que no se responsabilicen de las consecuencias de sus actos sexuales, hemos creído que parte de la evolución científica en este ámbito se materializa con los preservativos, los métodos anticonceptivos y creaciones de leyes por gobiernos del mundo en donde se legaliza el aborto, pero esto demuestra más bien la inconciencia sexual del ser humano y la poca capacidad que tiene de dominar sus instintos, no quiero decir con esto que las relaciones sexuales sean negativas por el contrario de ella surge lo que desarrolle al principio del artículo nueva vida, pero si enfatizo que las relaciones sexuales irresponsables destruyen seres humanos, dañan sociedades y son en gran medida las responsables de la delincuencia, las drogadicción, la violencia, la propagación de enfermedades y muchos males de nuestra sociedad.

Tener una conciencia sexual real, consistiría en tener relaciones sexuales solamente en los momentos de ovulación de la mujer y con el único fin de procrear, pero eso es una utopía que en el ser humano posiblemente nunca exista, es por ello que lo cierto es que la conciencia sexual se deberá enmarcar en la capacidad que una persona se responsabilice del producto de las relación sexual y evite que el producto de esa relación sea negativa para la sociedad, ahí debe estar enfocado el trabajo individual de las personas y el control del Estado, para evitar de esta manera que en la sociedad existan o disminuir los casos tales como: embarazos en personas que no tenga la edad (embarazo precoz) o capacidad económica para criar un niño, embarazos que no sean producto del amor sino de la práctica sexual ocasional, enfermedades venéreas, niños huérfanos, desnutrición infantil, niños en condición de calle o pedigüeños y el aborto.

El crecimiento de la tasa de natalidad, el embarazo precoz, niños en condición de calle, pedigüeños y delincuencia infantil debe llamar la atención de cada uno de nosotros y del Estado para generar medidas preventivas que eviten este mal social, medidas que deben ser adoptadas por cada uno de los ciudadanos y promovidas y aplicadas por el gobierno, porque es un problema social que va en aumento y que definirá la sociedad futura que tengamos.

Los que no moderan sus pasiones son arrastrados a lamentables precipicios”

Andrés Bello.

Ignacio Buznego Escobar

Fundación Sumando para el Futuro

Síguenos en las redes sociales

Instagram @fundacionsumandoparaelfuturo

Twitter @FundSumandoPEF

Facebook Fundacionsumandoparaelfuturo

Sumando hacemos más…