Exaltación al Salón de la Fama de Mónica Sarmiento y Luis Fonseca

Exaltación al Salón de la Fama de Mónica Sarmiento y Luis Fonseca

Los maratonistas fueron exaltados al Salón de la Fama del Atletismo Venezolano

El acto se realizó en el marco de la Expo y la entrega de materiales del Maratón CAF

“Nadie podrá con el deporte venezolano mientras haya gente como Mónica y Luis”, proclamó Rafael Romero

Federación Venezolana de Atletismo – El Salón de la Fama del Atletismo Venezolano tiene dos nuevos moradores desde este viernes, los fondistas Mónica Sarmiento y Luis Fonseca, quienes fueron exaltados en un acto que reunió a buena parte de la familia de este deporte.

La Expo y la primera jornada de entrega de materiales para el Maratón CAF, que se celebra el domingo, fueron el marco para la incorporación de los nuevos inmortales: una atleta que ganó cinco veces los 42,195 km de Caracas y otro que clasificó en dos oportunidades a Juegos Olímpicos.

Esto también es atletismo, esta fiesta en la que le damos a Mónica y Luis la bienvenida al Salón de la Fama”, celebró el presidente de la Federación, Wilfredys León, quien agradeció el apoyo del titular del Instituto Nacional de Deportes, Pedro Infante, presente en el acto, para recuperar la sede física del Salón, ubicada en la pista subterránea de calentamiento del Estadio Nacional Brígido Iriarte.

Por su parte, Marcos Oviedo, vicepresidente de la FVA, destacó el hecho de que ésta es la única entidad, aparte del Círculo de Periodistas Deportivos, que eleva a sus figuras a un Salón de la Fama, “como una forma de preservar nuestra memoria histórica”.

Uno se queda admirado de las cosas que gente como ustedes ha hecho por el país”, resaltó Infante, quien asistió para acompañar a Sarmiento, empleada del IND. “Este es un reconocimiento moral que un país hace a sus glorias deportivas, personas que han hecho tanto por su disciplina”.

El Canciller de la Orden del Salón de la Fama, el mítico Rafael Romero, cuatro veces olímpico, proclamó la exaltación con “orgullo por estos dos grandes atletas, que han brillado a pesar de los detractores que no han podido ni podrán con el deporte venezolano, mientras haya gente como Mónica y Luis llevándolo en sus hombros”.

Sarmiento dedicó el reconocimiento “a mi familia, a mis nietos, mis hermanas, mis hijos, sin ellos no hubiera podido hacer nada de lo que hice. Ellos son los que me dan la fuerza”, mientras que Fonseca se declaró “muy contento por este reconocimiento, un logro más en mi carrera deportiva, que agradezco”.

El acto también contó con la presencia de Lancelot Bob, miembro de la generación de los llamados Superdotados, que brilló en el Iberoamericano de Madrid en 1962, y los atletas olímpicos Oswaldo Zea y Rubén Maza.