Julio Escalona: Se hunden ¿Nos arrastrarán?

Julio Escalona: Se hunden ¿Nos arrastrarán?

“Los muy muy ricos disfrutan lujos inimaginables mientras miles de millones de personas sufren pobreza extrema…”( Bernie Sanders)

La civilización materialista, impulsada por el capital, se está hundiendo. ¿Su final será la guerra nuclear, ilimitadas guerras regionales promovidas por el poder mundial, crisis climática, terremotos, inundaciones, incendios..? Una de sus bases es el egoísmo, el individualismo, la sustitución del ser por el tener.

Soy porque poseo bienes materiales, la medida del éxito. Se logra compitiendo en el mercado por las oportunidades que este brinda. Los que saben cazarlas triunfan; si no, fracasan.

El neoliberalismo avanza imponiendo esas “verdades” con golpes de Estado, crímenes, guerras mediáticas… Dilma con un programa de justicia social ganó las elecciones. Los derrotados, con una maniobra parlamentaria, la derrocan y eliminan la justicia social. ¿Democracia? Golpe de Estado que acelera la acumulación de capital. Gadafi creó en Libia el mayor nivel de desarrollo humano de la región. la Otan lo destruyó para acelerar ganancias, igual que en Oriente Medio, Somalia, Honduras y Paraguay, y está pasando en Argentina, Brasil… O en Venezuela si EEUU interviene.

El Estado del bienestar legitimaba ganancias. Hoy el capital no puede convivir con él ni con la democracia. Por eso el renacimiento del fascismo, el racismo, el maltusianismo, la guerra perpetua. En EEUU hay una guerra civil solapada. Pero para dirigentes opositores es un modelo de sociedad y juez supremo que nos invadiría para “salvar la democracia”. Obama tiene récord en deportación de inmigrantes desintegrando familias, asesinato de negros por la policía, intervenciones.

Refugiados, niños abandonados, cambio climático, derretimiento de los casquetes polares, pérdida de diversidad biológica, pobreza de la gente y de la tierra. Esta oferta niega la sostenibilidad de la vida. Es imprescindible el cambio de una civilización fundada en el egoísmo y el individualismo hacia una civilización fundada en la espiritualidad, la solidaridad y la riqueza colectiva.

El capital se hunde. No nos hundiremos con él.

Expresa tu opinión

*