Justicia y Constitución: Múltiples nacionalidades y la venezolana

Justicia y Constitución: Múltiples nacionalidades y la venezolana

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) publicó en Gaceta Oficial número 40.909 del 23 de mayo del presente año, una sentencia que dictamina cómo proceder cuando alguien tenga dos o más nacionalidades, incluyendo la venezolana.

Este pronunciamiento de la Sala Constitucional establece, con carácter vinculante, que ante el supuesto de que una persona tenga múltiples nacionalidades siendo una de ellas la venezolana, prevalecerá ésta en todo lo concerniente al régimen jurídico aplicable a la nacionalidad.

Este instrumento jurídico se originó debido a un conflicto doméstico que involucraba a una pareja y su hija. El padre de la pequeña, Francois Guerin, de nacionalidad francesa y venezolana, se negaba a permitir a la madre que le sacara el pasaporte a su hija para viajar al exterior.

Por consiguiente, la progenitora interpuso una acción de amparo contra la decisión del Tribunal Superior Cuarto de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de Caracas en febrero de 2015, mediante la cual se le inhabilitaba tramitar el documento legal a la niña nacida en Estados Unidos, además de la anulación de la partida de nacimiento venezolana.

La Sala Constitucional tachó de “error inexcusable” la decisión por considerar que la pequeña es venezolana de nacimiento: su madre es venezolana y ella estaba residiendo en el país, como se refiere en el artículo 32 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Ahora bien, desde que el TSJ dictó este fallo, sectores de la derecha venezolana han manipulado, a través de medios privados y redes sociales, con la supuesta nacionalidad colombiana del mandatario nacional Nicolás Maduro Moros.

En particular, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, catalogó de “asco” dicha sentencia, e interpretó que esta invalidaba el artículo 41 de la CRBV, según el cual “solo los venezolanos por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de Presidente de la República, y entre otros magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (…)”.

Asimismo, voceros de la oposición venezolana argumentaron sobre la intención oculta de que alguien, ya sea presidente o magistrado con doble nacionalidad, pueda ejercer ese cargo porque en Venezuela solo tiene validez la venezolana.

En resumen, la declaratoria del TSJ resuelve situaciones de conflicto como el caso de la niña. Sin embargo, sectores de la derecha para desestabilizar tergiversan su contenido con interpretaciones que responden a un contexto de agresión y no al marco constitucional.

Elaborado por el equipo de prensa de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM). Escríbenos a prensa.demtsj@gmail.com y síguenos a través de @MagistraturaVe

Expresa tu opinión

*