La Comuna de París.

La Comuna de París.

El 18 de marzo de 2017, se cumplieron 126 años de la publicación de la obra de Karl Marx y M. Sovolev “La Comuna de Paris”, su prólogo fue escrito por Federico Engels en Londres el 18 de marzo de 1891. Donde dejó bien claro lo siguiente: “En la Comuna, hubo que reconocer bien pronto que la clase obrera, una vez en el Poder, no podía servirse de la vieja máquina gubernamental, y que para no caer bajo el yugo de nuevos amos se debía abolir todo el sistema de opresión que hasta entonces había funcionado contra esta clase, adoptándose para ello todo género de precauciones contra sus propios subordinados y sus propios funcionarios…”; después de 126 años esta afirmación de Engels está más vigente que nunca en la Revolución Bolivariana, la cual todavía se encuentra enquistada en la IV República, donde los factores y medios de producción los manejan los capitalistas; bajo la mirada y a veces bajo la protección de hombres y mujeres que se visten de rojo y se hacen llamar Chavistas y lo que son “unos mercenarios del Capital”, son los zamuros de la política, que venden hasta su alma para tener el Poder. Continua expresando Engels: “…los políticos forman un clan separado, el más poderoso de la nación, que en América. Allí, cada uno de los partidos que alternativamente ejercen la hegemonía está dirigido por gente que hace un negocio de la política…existen dos coteries de políticos “los especuladores” que se apoderan por turno del Estado y “los que explotan” por los medios más finos y más vergonzosos, y la nación es impotente ante estos dos grandes carteles de políticos, que se llaman servidores y que son en realidad sus amos y explotadores…”; en tal sentido en la Revolución Bolivariana, nuestro pueblo con un nivel de conciencia bien arraigado por las enseñanzas del Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez debe identificar los verdaderos políticos que tienen principios y valores Bolivarianos, Socialistas, Cristianos y profundamente Chavistas; y no dejarse en volver por la retorica de los zamuros de la política.

En todas las revoluciones se introducen a la sombra de sus verdaderos iniciadores hombres de diferentes ideas, algunos de ellos que sobreviven y continúan adictos a las revoluciones anteriores, y que, aunque no hayan hecho nada para realizar el movimiento, conservan su influencia popular por su reconocida honradez y valor o por su aprobada fuerza de convicción, y otros que en toda su vida han sido otra cosa que unos charlatanes, que, a fuerza de repetir año tras año la misma serie de declamaciones estereotipadas contra el gobierno del día, han adquirido la reputación de revolucionarios de primer orden. Y después del 18 de marzo de 1891 fueron llamados a desempeñar cargos eminentes, (K.Marx; M.Savolev,p.49). Esta acción política ha pasado y sigue pasando actualmente en Venezuela. Es por ello, que el Presidente Obrero Nicolás Maduro, hizo la convocación a elecciones democrática y popular a nuestro pueblo para instalar una Asamblea Nacional Constituyente Originaria; con la finalidad de: (1) Restructurar y consolidar la Constitución de 1999; (2) Reestructurar el Estado; (3) Crear un nuevo ordenamiento político jurídico; (4) Instaurar la Paz en Venezuela. En sentido, la Constituyente tiene como finalidad macro que “EL PUEBLO DEBE CONSTITUIRSE COMO ESTADO”. Es por ello, cuando analizamos la revolución francesa y la revolución bolivariana encontramos que se repite los hechos históricos, el Capital siempre ha influenciado y prevalecido sobre las Estructuras Sociales y las Formas de Conciencia, esta es la guerra a la cual nos enfrentamos “al Imperio del Capitalismo en sus diferentes expresiones de poder”; pero estoy convencido que en nuestra Patria “Venezuela” venceremos. CNEL (GB) HERNAN MARQUEZ

CHAVEZ VIVE…..LA PATRIA SIGUE…..VIVIREMOS Y VENCEREMOS

EL CORONEL DEL PUEBLO

CNEL (GNB) Hernán Márquez

revolucionresplandor@gmail.com