La democracia de gobierno método sin crítica

Rómulo Pardo Silva

www.malpublicados.blogspot.com

Todos hablan de la democracia como algo de valor irremplazable. Su justificación es evidente: los que gobiernan deben ser elegidos por los ciudadanos. Nadie debe imponer su mando político sobre los países sin la aprobación de sus habitantes.

Pero las democracias tienen muchas trampas. Y las aceptan. Casi siempre a favor de los oligarcas.

El golpe de estado es parte constante paralela de la democracia. Es transitorio y le sigue el orden nuevo impuesto por la fuerza. Lo mismo sucede con el autogolpe. La explicación siempre es la defensa de la democracia.

También se puede hacer trampa en el manejo de los votos. Bush fue elegido democráticamente así el 2001 por la Corte Suprema.

Hoy en América Latina se emplea el golpe blando democrático de los parlamentarios.

Otras veces la democracia llega del exterior mediante una agresión extranjera. Las elecciones en Iraq son gracias a los bombardeos de las potencias capitalistas.

La herramienta principal de la democracia de los grandes propietarios es ideológica. La escuela, la prensa, la religión, la publicidad y el deporte comercial, son canales diarios efectivos. Programada la persona vota en consecuencia.

Por separado a dos jóvenes chilenos se les mostró carteras de cuero y se les preguntó si las usarían. Dijeron que no por ser de mujeres. Se les dijo entonces que dos jugadores de fútbol famosos las estaban llevando. De inmediato ambos respondieron que sí las usarían.

En Estados Unidos una encuesta preguntó cuál fue el primer país que lanzó una bomba atómica sobre una ciudad. Casi la mitad nombró a varios… Rusia, Japón… ignorando que era el suyo.

Millones tienen internet y podrían acceder a información alternativa y no lo hacen.

Pero quizás el punto más débil de la democracia conceptual, Forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos, [RAE], es la ciudadanía.

Personas acríticas, desinteresadas de lo político y los demás, obsesionadas por el consumo individual, extrañas a relaciones sociales grupales, sin memoria de su historia reciente, adictos a la televisión hegemónica, sí tienen derecho al voto y lo ejercen.

En Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia, se ha dado un mismo hecho. Personas pobres que por las medidas de los gobiernos progresistas alcanzaron ingresos medios han votado por la derecha sintiéndose ‘clase media’.

Hombres y mujeres electores en países de la OTAN siguen votando por los políticos que han destruido Afganistán, Somalia, Yemen, Siria… indiferentes.

El socialismo es necesario para la conservación de la vida terrestre. Necesita mujeres y hombres que sin veleidades lo respalden con conocimientos y mística revolucionaria.

Eso solo se conseguirá con un trabajo largo de convencimiento. En ningún caso como se ha intentado repartiendo mecánicamente más bienes.

Se puede apurar el cambio político limitado al interior del capitalismo. No del avance del socialismo sostenible.

Por un Movimiento para una nueva civilización, sustentable-solidaria

romulo.pardo@gmail.com

Expresa tu opinión

*