La Justicia/ Las Leyes  – Desde La Conciencia

La Justicia/ Las Leyes – Desde La Conciencia

Por: Ignacio Buznego Escobar

La ley es la reina de los mortales y los inmortales”

Platón

Al rey Hammurabi de Babilonia (1728-1686 a.c) se le adjudica las primeras leyes o código penal escrito, el cual era muy severo e imponía la pena de muerte para varios delitos, y aplicaba la ley del talión, ojo por ojo, diente por diente, Hammurabi decía que las leyes fueron creadas para “disciplinar a los malos y evitar que el fuerte domine al débil, Aristóteles en su obra filosófica “La Política” decía que la justicia es una necesidad social, porque el derecho es la regla de vida para la asociación política, y la decisión de lo justo es lo que constituye el derecho, es por ello que para que las personas pudieran vivir en sociedad fue indispensable crear leyes que determinara lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, lo licito y lo ilícito y de esta manera regular el comportamiento humano y la relación entre ellos, ya que la sociedad ideal sin leyes es como decía el pensador Thomas Morus una utopía. Es importante pensar en una sociedad en donde el valor de ser justo y moralmente correcto sea importante y luchar contra la apariencia de justo por injusto como algo positivo para adquirir posición y riqueza, cuantas personas no existen en nuestra sociedad que el volumen de sus riquezas es acrecentada a través de la corrupción, el daño a otros seres humanos (drogas), o los innumerables actos negativos que se puede realizar por adquirir dinero y poder, se debe luchar contra estos males sociales ya que como dice Platón en el dialogo “La República” la injusticia en la sociedad va acompañada de infelicidad”.

El castigo es el mayor de los bienes que existe en una sociedad en donde prolifera personas injustas; no hay mayor desgracia para un culpable que escapar del castigo, ni hay para él un beneficio más grande que sufrir la pena que ha merecido, imaginemos una sociedad en donde los actos ilícitos o delitos de cualquier índole quedarán impunes, tendríamos personas infelices (a las que se le comete la injusticia), una persona enferma (el que ha escapado de la aplicación de justicia) y una sociedad en donde se proliferaría los actos ilícitos porque de la impunidad solo proviene mayor delincuencia; el castigo o aplicación de justicia es sumamente importante y no lo es menos los recintos en donde se paguen la condena por los delitos cometidos, Aristocles decía que cuando un alma es mala, es decir insensata, intemperante, injusta, impía, se le debe alejar de lo que desea y solo permitirle lo que le pueda ser mejor, es por ello la importancia que los recintos carcelarios sean espacios en donde se rescate la humanidad de las personas, instituciones en donde se aplique tratamientos científicos (psicológicos, psiquiátricos), para estudiar el comportamiento del delincuente, causas del comportamiento, entre otros estudios específicos, igualmente que tratamientos espirituales, se debe entender que los delincuentes son personas enfermas y los recintos deben ser espacios en donde se recobre la salud no solo mental sino espiritual de las personas que han basado sus vidas en delinquir.

En una sociedad sana ninguna persona se encuentra por encima de la justicia, ni los que se encuentra a la cabeza del Estado, La Justicia y las leyes que desembocan de ella son el bastión fundamental de una sociedad, los castigos son la cura para la enfermedad de la delincuencia y las cárceles son los institutos donde se debería sanar a los delincuentes.

Nota del Articulista: Recomiendo la lectura referente a este tema del “Dialogo Gorgias o de la Retórica” de Platón.

Cometer una injusticia es un mal mayor que sufrirla”

Platón

Dialogo Gorgias o de la retorica

Ignacio Buznego Escobar

Fundación Sumando para el Futuro

Síguenos en las redes sociales

Instagram @fundacionsumandoparaelfuturo

Twitter @FundSumandoPEF

Facebook Fundacionsumandoparaelfuturo

Sumando hacemos más…