La respuesta al golpismo ha sido diferente en Brasil y Venezuela

La respuesta al golpismo ha sido diferente en Brasil y Venezuela

Rómulo Pardo Silva

www.malpublicados.blogspot.com

Los conservadores internos unidos a los jefes fácticos occidentales han atacado a Maduro y Dilma de un modo parecido, derribar el gobierno y sus reformas a partir de la constitución. Sin embargo la resistencia venezolana y brasilera al golpismo ha sido muy distinta.

El Partido de los Trabajadores (PT) no dirigió desde el ejecutivo una defensa de calle potente con el pueblo. Posiblemente no hay fuerza popular necesaria para hacerla, aunque también puede que sea una opción por manejarse en la cúpula donde los dirigentes se instalaron abandonando lo popular una vez llegados al gobierno con Lula.

La batalla desatada por el proceso de impeachment contra la depuesta presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se libra ahora en el Supremo Tribunal Federal… [PL]

El chavismo en cambio con Maduro a la cabeza llenó la calle de pueblo militante como freno a los conspiradores. El anunciado 1 de septiembre con que la oposición y USA amenazaron al gobierno fue vencido con miles de trabajadores, pobladores, estudiantes, en Caracas.

Maduro destacó que las concentraciones masivas en las calles se dieron en todos los estados, no solo en la capital. El pueblo saldrá siempre a las calles y esa es la clave de la paz: un pueblo consciente y movilizado y un gobierno actuando en todas las fases de la vida social, sostuvo Maduro. [PL]

El territorio simbólico del 1S: Caracas es del chavismo y Miranda de la oposición. En Caracas, la avalancha roja del chavismo colmó la avenida Bolívar, la más icónica de la ciudad. Al otro extremo, en el municipio más rico del estado Miranda, se concentraron miles de adeptos opositores. Este y oeste, en pugna. “Ellos en su este, en Miranda, y nosotros aquí, en nuestro centro, en la Caracas revolucionaria, con el pueblo”, dijo el presidente Nicolás Maduro a una multitud vestida de rojo que colmó de punta a punta la Avenida Bolívar de la capital, la más ancha y amplia de la ciudad. La declaración no fue gratuita porque Caracas, estrictamente Caracas, fue ocupada únicamente por el chavismo. En los municipios pudientes del estado Miranda que colindan con Caracas se concentró la oposición. [RT]

El resultado político en ambos países también fue distinto.

Brasil: Dilma destituida.

El Gobierno de Estados Unidos sostuvo este miércoles que el proceso de destitución de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se produjo dentro del “marco constitucional” del país y prometió trabajar con el mandatario interino Michel Temer. [Telesur]

Venezuela: La Mesa de la Unidad Democrática MUD reducida a una marcha más, sin apoyo suficiente para dar el golpe.

La marcha Toma de Caracas en Venezuela no pudo cumplir el objetivo de la derecha del país por falta de gente, reconoció uno de los principales convocantes de tal manifestación. “Necesitamos sumar más gente y aquí ustedes saben que no hay suficiente gente para cumplir ningún objetivo. Vamos a seguir el planteamiento”, dijo Freddy Guevara, el también diputado de Voluntad Popular en la Asamblea Nacional según se ve en un video. [HispanTv]

La oposición en Venezuela quizás se fue a dormir satisfecha tras la masiva marcha del jueves, pero despertará como antes: sin fecha para el referendo revocatorio con el que quiere poner fin al mandato presidente Nicolás Maduro. Los líderes opositores han dicho que están dispuestos a seguir con la presión en la calle y a organizar más movilizaciones en los próximos días, aunque saben que quizás resulte un esfuerzo baldío. [BBC Mundo]

El chavismo creó un apoyo militar.

Es dudoso que lo tenga el PT.

En la derecha chilena Lula era considerado un modelo a seguir. Dilma se alía con un Temer como vicepresidente para ganar la presidencia.

Chávez y Maduro se enfrentan sin rodeos a Estados Unidos y sus seguidores locales.

Delcy Rodríguez, la ministra de Relaciones Exteriores, acusó una vez más a Estados Unidos de querer imponer un golpe de Estado en Venezuela. “Washington dio una orden: antes de la salida del presidente (Barack) Obama, debemos derrocar a la revolución bolivariana. La orden está dada”, ha asegurado Rodríguez. [HispanTv]

En Brasil la gente no quiere a Temer ni a Dilma. Pero en los hechos el país se une a Washington, ataca a Venezuela, se lanza a la política de ajuste neoliberal. Dilma Rousseff prometió mantenerse como una fuerte opositora y levantar la voz contra el nuevo mandatario de Brasil… [HispanTv] Mientras la esperanza son los jueces…

En Venezuela el gobierno sigue en manos del chavismo bolivariano haciendo antiimperialismo unido a Ecuador, Bolivia, Cuba, los estados del Caribe.

Ganó la paz dijo Maduro. Un valor inconmensurable a cuidar por todos cuando hay cada vez más destrucción y muerte –Siria, Palestina, Yemen, Iraq…- asociada a los gobernantes fácticos occidentales.

La oposición va a persistir en que haya muertes, violencia, intervención internacional. “Washington dio una orden… derrocar a la revolución bolivariana. La orden está dada”…

Al frente Maduro afirma El pueblo saldrá siempre a las calles y esa es la clave…: un pueblo consciente y movilizado y un gobierno actuando…

¿Qué hizo el PT en Brasil?

Por un Movimiento para una nueva civilización, sustentable-solidaria

romulo.pardo@gmail.com

Expresa tu opinión

*