Legal Media motiva a emprender con soporte jurídico

Legal Media motiva a emprender con soporte jurídico

(Caracas, abril 2018).- El apegarse al marco jurídico vigente en Venezuela a la hora de emprender, cuenta con ciertos beneficios de los que muy poco se habla, pero que si son tomados en cuenta por los emprendedores, pueden generarles muchas ventajas.

La abogada Claudia Vásquez, directora de Legal Media, es la plataforma digital de asesoría jurídica que brinda asesorías legales personalizadas y acompañamiento en temas de registro y conformación de estructuras, brinda en detalle cuatro beneficios de recurrir a un profesional del derecho, a la hora de tomar la decisión de emprender en Venezuela.

Brinda mayor posibilidad de acceder a financiamiento: Son muchos los emprendedores que se ven en la necesidad de obtener financiamiento para sus proyectos, pero al momento de acudir a las instituciones que pueden apoyarlos se dan cuenta de que no cubren los requisitos mínimos para obtener los recursos que los ayuden a seguir adelante con sus ideas, estas instituciones no son necesariamente bancarias; pueden ser inversionistas ángeles y aceleradoras.

Permite optimizar la cartera de clientes: Un estudio realizado a finales de 2017, por los especialistas jurídicos de Legal Media dio a conocer que algunos emprendedores tomaron la decisión de legalizar sus emprendimientos porque perdieron en algún momento contratos importantes por no poseer facturas o por no tener la persona jurídica constituida y no desean que eso les vuelva a suceder.

Colocar las bases para la expansión: Convencidos de que el tamaño del éxito es proporcional al valor que se brinda a otras personas, todo emprendimiento debe tener un propósito más allá del económico, debe generar valor al mundo, de allí la importancia de la expansión.. Las franquicias, las sucursales tanto a nivel nacional como internacional, son algunas de las figuras legales que pueden hacer crecer un emprendimiento.

Planificar la diversificación: Para los emprendedores son esenciales la innovación y la adaptabilidad. Esto conlleva muchas veces a diversificar, bien creando  nuevas unidades de negocio o formando alianzas estratégicas para desarrollar proyectos concretos.  Figuras como el joint venture o el contrato de cuentas en participación, son algunas de las formas jurídicas claves para aportar en este proceso de diversificación.

Vásquez sugiere que para alcanzar grandes objetivos, se debe comenzar por pensar en grande. “Muchas veces nos sucede que por ser un proyecto “pequeño” o que está comenzando, entonces no nos merecemos tener grandes contratos, o grandes clientes, cuando en realidad merecemos todo aquello que creamos merecer. Por tanto, es importante prepararse para conseguir grandes cosas, para que así el universo no nos sorprenda”.