Luis Britto García: Vigencia de los No Alineados

Luis Britto García: Vigencia de los No Alineados

1.- A la “Conferencia de los No Alineados” de Bandung en 1955 no asistieron países de América Latina y el Caribe.

Pero éstos en las últimas décadas orientan su política exterior hacia la multipolaridad, la No Alineación, el fortalecimiento de organismos regionales para el intercambio comercial como el Mercosur, la creación de otros con fines más amplios, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Alianza Bolivariana de América (Alba), y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), así como la cooperación Sur-Sur. Tal es el espíritu de los países que desde 2006 se reúnen en las Cumbres América del Sur-África, y en la realizada en Venezuela en Margarita en septiembre de 2009.

2.- En ésta, se adoptó la resolución de “intercambiar experiencias y fomentar una cooperación estrecha y efectiva entre nuestras regiones, con el fuerte apoyo de la Unión Africana (UA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) como planes importantes de la cooperación de nuestros pueblos”. Se reafirmaron el compromiso con el desarme, la no proliferación de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva y la lucha contra el tráfico de armamentos. Se asumieron compromisos con el multilateralismo, la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y el fortalecimiento de iniciativas contra la delincuencia transnacional, el tráfico ilícito de armas, de personas y de drogas. En lo estratégico, se acordó promover la paz y la seguridad a través del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, el Consejo Suramericano de Defensa de Unasur y la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (ZPCSA).

3.- En pocas décadas ha cambiado el mundo. No sólo desaparece el bloque soviético: la Alianza Atlántica hace aguas cuando China supera a Estados Unidos como primera potencia económica mundial. La potencia norteña contraataca con una ofensiva contra los gobiernos progresistas de América Latina: intenta resolver con el intervencionismo externo insolubles problemas internos económicos, sociales, políticos y culturales.

4.- Es trascendente que Venezuela asuma la presidencia de un Movimiento que agrupa a la mayoría de las naciones del mundo, con vertiginosa diversidad de culturas y de ideologías, unidas por la amenaza de grandes potencias que pretenden ejercer plena hegemonía y no se resignan al mundo multipolar. Se requiere todavía de una liga para intercambiar puntos de vista, diseñar estrategias y afirmar el derecho a la supervivencia, a la independencia y a la soberanía de la inmensa mayoría de los países y de los habitantes del planeta. Si los Imperios se alinean con sus intereses, los demás debemos hacerlo con la humanidad. Veamos qué nos trae la Cumbre de Margarita.

Columna: Pare de Sufrir

Expresa tu opinión

*