Maduro hace un barajo en  Vargas

Maduro hace un barajo en Vargas

Por Rodrigo de Castilla

No es un secreto que en el PSUV existen grupos que en sordina luchan por ganar espacios.

Al acercarse la escogencia del candidato presidencial esta pugna adquiría virulencia. Es un comentario sottovoce que el gobernador chavista que tiene más obras que presentar al resto del país y que puede fácilmente ser tildado como una especie de Pérez Jiménez SIGLO XXI es el Gobernador García Carneiro. Un simple panorama de sus obras presentadas en la TV Nacional se granjearía el apoyo de gran parte del país. En política como en otras actividades “la gente come con los ojos”. Está claro, nítido que el estado Vargas con García Carneiro sufrió una excepcional trasformación: eso está a la vista de todos. Nadie lo puede negar. El común de la gente no ve lo que hay detrás de esa vitrina.

Nicolás Maduro es un excepcional político

Heredo la peor situación económica, social y política del siglo XX y XXI. Un país dividido, endeudado, con las reservas económicas más bajas en su historia, con poderosos funcionarios civiles y militares corruptos. Con una alocada y absurda oposición que se lanzó a las calles desde su primer día de gobierno, con la presión internacional promovida por las trasnacionales desplazadas de los negocios petroleros de Venezuela. Sorteo cada uno de los obstáculos aún con un férreo, sostenido, hábil y maquiavélico saboteo interno de altos dirigentes del gobierno y del PSUV.