Marcel Granier contra Marta Colomina en 1989

Marcel Granier contra Marta Colomina en 1989

En un artículo de prensa aparecido el 18 de Junio de 1989, en primera plana del Diario de Caracas, cuyo dueño para ese entonces era Marcel Granier, Presidente de las Empresas 1BC y también dueño del canal RCTV, Granier denunció a Marta Colomina, Presidenta del canal del Estado VTV entre los años 1984-89, de haberse robado hasta las sillas y muebles de dicho canal, igualmente de cobrar viáticos millonarios en viajes de placer por todo el mundo.

Granier aseguró en el artículo, que la periodista Marta Colomina cobraba al estado venezolano multimillonarios viáticos en dólares preferenciales por hacer viajes de placer, incluso, viajar en un mismo día entre París y New York con todo los gastos pagados por el canal del estado VTV. «Así, en 30 meses hizo 36 giras con todos los gastos pagados», se lee en el editorial y portada del diario en manos de Marcel Granier.

granierycolomina190916_1
Como se recuerda, Colomina fungió de Presidenta del canal 8 (VTV) durante el gobierno del Presidente Jaime Lusinchi. La gestión de Colomina dentro del canal estuvo marcada por innumerables denuncias de corrupción en su contra. Otro que se aprovechó de su paso por la presidencia de VTV, fue Alberto Federico Ravell, quien salió millonario del canal para hacerse lo que aparentemente es hoy, un «empresario» de las telecomunicaciones.

Aparece otro zamuro detrás de la carroña

En defensa de Colomina, el periodista y editor Rafael Poleo, en su Revista ZETA del mismo mes y año en que apareció la denuncia en el Diario de Marcel Granier, no perdió oportunidad para reflejar tremendo bochorno de corrupción; pero para Poleo, el malo de la película era el señor Granier y no Colomina. Para entones, Poleo mantenía una guerra a cuchillo contra Marcel Granier por el reparto del botín, pelea por controlar a funcionarios públicos mediante el chantaje y extorsión, comportamientos acostumbrados por ambos personajes usando para tal fin los medios de comunicación al servicio de estos dos sujetos, por un lado el Diario de Caracas en manos de Granier, y por el otro, el diario El Nuevo País y la Revista Zeta en manos de Poleo.

Lo peor, es que en la denuncia del Diario de Caracas se dice que la periodista Colomina se robó hasta las sillas del canal.

Esa es Marta Colomina, la señora periodista que hoy pretende dar clases de moral. Denunciada para ese entonces por quien es hoy uno de sus aliados políticos. Dios los cría, y el Diablo los junta.

Disculpen que cambie de tema, pero ¿Cuántos años tiene hoy Marta Colomina? Fíjense que ya para 1989 era bien mayorcita y su cara en la foto lo demuestra!!! ¿Esa señora es eterna o va camino como Matusalem?

(redpress)

Expresa tu opinión

*