Marzo mes de la mujer combativa, trabajadora y luchadora.

Marzo mes de la mujer combativa, trabajadora y luchadora.

Desde el Sur de Venezuela.

Por la Abog. Elba Rosa Mendoza.

miembra del frente de mujeres Argelia Velázquez Carrizales.

Mes de marzo, identificado como el mes de las luchas de las mujeres en el mundo, todos los años las mujeres conmemoran el día Internacional de la Mujer Trabajadora, debido al incendio ocurrido en una empresa textil Neoyorkina, donde perdieron la vida 128 obreras que exigían respeto como seres humanos y mejoras en las condiciones laborales, la tela que trabajaban en ese momento era de color morado lila, por ello el color que representa estas luchas feminista.

Este 8 de marzo las mujeres de izquierda, consiente en su rol de luchas de clases, alzaron su voz contra el sistema patriarcal que oprime y crea las desigualdades sociales, donde el clamor de todas esas mujeres luchadoras fue Ni Una Menos, Basta de Feminicidio, No más desigualdades sociales Igualdad de derechos, la tierra tembló porque somos más de la mitad de la población, por eso este, no es un mes de celebraciones sino de protesta, para tener siempre presente este día que muchas mujeres han entregado su vida por lo que hemos logrado hasta ahora.

Seguimos en esta sociedad Capitalista, que nos oprime nos hace desiguales y nos pone a competir entre nosotras y nosotros, hoy en día encontramos en las instituciones a mujeres que maltratan a otras mujeres y le violenta sus derechos, esto ocurre porque siguen con la cultura de corte patriarcal y no se han ubicado que estamos en un proceso de transformación social para construir una sociedad equitativa, Igualitaria, Justa y Paritaria, no se ha entendido el papel que desempeñamos las mujeres desde el siglo XIX, hasta nuestros días, que la lucha contra las Desigualdades Sociales, Económica y contra la Violencia de Genero, es porque queremos ser iguales a los hombres no, somos igualmente diferentes.

Porque el hombre ese macho que se cree que domina y manda solo es un instrumento de esta sociedad dividida en clases sociales y reproduce la dominación en su hogar. “Sí, porque de género no solo hablan las mujeres, sino también hombres, los pobres machos dominados, que creen que dominan el mundo para ser esclavos de atavismo ancestrales que hoy utiliza el capitalismo para mantener su dominio”..(*). Porque el obrero es el único ser que explota a otro ser su mujer.

Desde Santa Elena de Uairen se viene haciendo un trabajo con las uñas desde hace muchos años, con la llegada del comandante Hugo Chávez se profundizo más el tema Contra la Violencia de Genero en la Fronteras, logrando a firmar un memorándum de entendimiento entre los gobierno de Brasil y Venezuela en el año 2010, por los Presidentes Hugo Chávez Frías y Lula Da Silva, lo cual ayudo a ser visible todas las actividades que realizábamos las mujeres organizadas indígenas y criollas en la zona.

Después de la firma de ese documento se logró crear las dos primeras defensorías de la mujer en el año 2011 y 2012, por el lado de Brasil se puso en marcha una casa de abrigo que atendería a mujeres víctimas de violencia de Genero y prestaría atención sicológica, de formación y orientación a las víctimas de la violencia machitas.

Ambos países se avocaron a combatir la violencia de Género en la frontera al sur de Venezuela y al Norte del país, en los años 2010, 2011, 2012 y 2013, por otro lado los frentes de mujeres organizados en la zona profundizaron el trabajo de formación en las comunidades indígena.

Santa Elena de Uairen en el estado Bolívar, siempre ha sido un referente en la lucha por la Igualdad género, las mujeres organizadas hemos logrado un avance en materia género, pero ahora ese pequeño municipio enfrentan, el crecimiento de la prostitución, la inseguridad, la sobrepoblación, la escasez de alimentos productos de las migraciones descontroladas de venezolanos y extranjeros que llegan en busca de mejoras económicas, que hace que colapse los servicios públicos.

La situación en el Sur del país requiere atención de todas y todos, de ser un pueblo tranquilo a pasar a un pueblo con mucho movimientos donde las pacas de billetes andan al aire libre, la falta de controles en el cambio de la moneda, donde en la línea sector que divide los dos países se le pone precio al bolívar por día, devaluando diariamente nuestro moneda lo que conlleva que el poder adquisitivo de los pobladores baje considerablemente en detrimento de su calidad de vida, donde las más perjudicas somos las mujeres.

Otra situación que lleva años es la salud, la mayoría de nuestras mujeres embarazadas van a parir al país fronterizo, el Municipio de Roraima, en virtud que el hospital tipo II ubicado en Santa Elena de Uairen, no puede cubrir con las necesidades de la población, que cada día crece, gran parte de los nuevos venezolanos nacen en el hospital de Boa vista.

Nuestro frente de mujeres lleva el nombre de una gran luchadora de estos tiempos que en vida se llamó “Argelia Velázquez Carrizales”, una mujer militante política de izquierda y defensora de los derechos humanos, trabajamos en la comunidad por convicción y de corazón, requerimos atención en esta zona y fortalecer a las comunidades indígenas empoderadas en el tema de género, control sanitarios, seguridad para asistir a nuestras mujeres en el sur de Venezuela por ser la más afectadas con esta migraciones a la selva que causan daño al ecosistema y dañan nuestras aguas porque nosotras y nosotros tómanos agua de los ríos.

El llamado es al respeto a la naturaleza a la madre tierra, a nuestras mujeres, porque violentar la tierra para seguir con una economía extractivita con nuestras riquezas minerales, trae como consecuencia daño y violencia a una gran mujer LA TIERRA, donde habitamos.

(*) “Para combatir el Patriarcado Todas Juntas Somos Un Poder” de Judith López Guevara.