Mercedes Chacín: Mamarracho y fraudulento

Mercedes Chacín: Mamarracho y fraudulento

El examen, la cuenta, el trámite que los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no pudieron hacer bien, tiene que ver con las matemáticas, que es una ciencia exacta cuyos tiempos no admiten enmiendas. Veamos.

Solo necesitaban un poco más de 195 mil firmas. Según ellos entregaron casi tres millones, pero en realidad fueron un millón 950 mil, de las cuales más 600 mil eran chimbas; alrededor de 800 mil supuestos firmantes no acudieron a revalidar su voluntad, para finalmente totalizar poco más de 400 mil. Nunca antes un trámite electoral fue tan mamarracho y fraudulento.

Tenían que entregarlas en enero. Las entregaron en abril. Fue su libre albedrío. No es responsable el profesor o la profesora. No estudiaron, no aprendieron. Que el revocatorio no sea este año es única y exclusivamente responsabilidad de los dirigentes de la llamada MUD. Estos son datos de la realidad. Nada de esto es subjetivo ni una opinión interesada, ni forma parte de mi ideología, ni que yo no sé contar y Capriles sí. No. Lo hicieron mal. Absurdamente mal. Inexplicablemente mal. ¿Masoquismo? ¿Estupidez? ¿Descuido?

No obstante, hay otra opción: que ese era su objetivo, hacerlo mal. ¿Tiene sentido hacerlo mal? Si la respuesta es sí la estrategia fue simple y torpe. No se hizo a tiempo porque la oposición no quería esperar la organización del referéndum presidencial, ¿para qué esperar que el pueblo decida si ya tenían la Asamblea Nacional? “En seis meses el Presidente saldrá del poder”, dijo en enero un payaso y muchos soltamos la risa. Sacaron mal las cuentas.

Y en la política los errores se pagan. A veces muy caro. El costo de este error político trató de enmendarse. Pero ya era tarde. Cuando se sacan mal las cuentas no se dice: “Sí las saqué mal. ¿Y qué? Somos la clase pensante de este país y nuestros errores no se pagan. ¡Revocatorio ya!”. No es así compatriotas. No es así. Las matemáticas son exactas. Hay que sacar más de diez para pasar. No hay tiempo de hacer el referéndum este año. No hay. Reconocer ese error es lo responsable. Lo adulto. Lo que les toca.

Y como saben que la pusieron y como saben que no hay tiempo y como no son ni responsables ni adultos, otra vez se pusieron “creativos”. Desde el norte les dijeron “Revocatorio ya”. ¿Y cómo lo van a lograr? A juzgar por el llamado que hacen para este jueves otra vez buscan el atajo, el peo, el verguero, la guarimba, la violencia. Y la foto de todo eso. La foto es muy importante. La foto que haga creer al mundo que somos un Estado paria que no respeta los derechos humanos ni los civiles al “impedir” la realización del referéndum revocatorio, cuando la verdad es que nunca antes un trámite electoral fue tan mamarracho y fraudulento.

Es una dirigencia cobarde. Irresponsable. Inmadura. Entreguista. Lamesuela de los gringos, que cree que nosotros, el pueblo venezolano, no somos soberanos, ni libres ni dueños de nuestro destino. Este jueves estaremos alertas. Y como dijo el presidente Nicolás Maduro, nuestra victoria es la paz. Sigamos.

LETRA DESATADA/Ago 29, 2016
mechacin@gmail.com
@mercedeschacin

Expresa tu opinión

*