Mujeres productivas Inces moldean proyecto de cerámica tradicional

Mujeres productivas Inces moldean proyecto de cerámica tradicional

No sólo de pan vive el hombre, también del barro se puede obtener una manera digan de ingreso económico; y desde la idea de proyecto para constituir una EPS, varias madres del estado Sucre a través del Inces, ven el futuro sustento de sus familias en la misma tierra sobre la que han vivido toda su vida.

  Desde cómo escoger el barro materia prima en la fabricación de cerámica, pasando por un proceso que requiere de paciencia, constancia, ingenio, creatividad y muchas ganas de echar adelante la idea de crear una Empresa de Producción Socialista (EPS), fue el resultado de la formación de Cerámica Tradicional dictada por el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces).

 Es así como en la comunidad La Montañita del estado Sucre, doce sujetos de aprendizaje como buenas discípulas, se iniciaron en el artesanal mundo de la fabricación de piezas únicas que pueden ser utilizadas desde adornos en el hogar hasta darles uso como budáre o una buena cazuela para cocinar un sabroso sancocho elaboradas todas en barro puro, el mejor, según su facilitadora.

 Lourdes Martínez fue la responsable de formar a estas emprendedoras natas, durante 236 horas de clases, enfocadas hacia la producción, es decir, aprender más que un oficio un arte cuyas utilidades pueden ser sustanciales encaminadas correctamente a través de una EPS, desde la cual las ahora expertas en cerámica tradicional obtendrán sus ingresos familiares.

 La formación se desarrolló en el Centro de Capacitación “José Patricio Salazar” perteneciente a dicha comunidad. En el curso participaron mujeres con mucho talento y potencial de los sectores Piedra Azul, Macuarí, Ezequiel Zamora I y II; La Montañita I y II, respectivamente. 

 El material de trabajo fue barro arcilla, extraído del cerro que está frente a las aulas de formación y el acabado final se hizo en pintura acrílica. Se les enseñó todo el proceso desde escoger la arcilla del suelo, pasando por el lavado, amasado y secado. Todas las piezas se elaboraron a mano.

 A futuro desean interlazarse con el sector Bebedero en Cumaná, dónde interactúan con otra UPF que posee el horno con la capacidad adecuada, para hornear el mayor número de piezas. (Prensa Inces Sucre)

Expresa tu opinión

*