Néstor Rivero: OEA

Néstor Rivero: OEA

La insistencia del secretario general de la Organización de Estados Americanos –tomando posición por una de las partes en la controversia interna de la República Bolivariana de Venezuela– lo descalifica como árbitro, como mediador y máxime como juez en cualquier foro donde algún integrante aspire a debatir en los términos del Derecho Internacional, y sin intromisiones inaceptables ni distorsión de los hechos, la realidad política en la Patria de Bolívar.

Sin temor ni incertidumbre, con la frente en alto y la certeza de quien sabe está enfrentando una trama imperial que pone en movimiento distintas piezas en todos los escenarios que domina, así, con entereza, deben asistir los delegados venezolanos a la cita de cualquier tribuna mundial, hemisférica o regional en la cual un factor del poder mundial, prevalido del poder mediático y la complicidad de las grandes agencias internacionales, pretenda enjuiciar a la nación bolivariana, con miras a su exclusión de foros o para que se le apliquen sanciones de distinto signo. Fracasarán como lo han hecho cada vez que enfrentan la verdad con la mentira, la infamia y el odio de quienes sienten su frustración sin capacidad de enmienda ni de acercamiento a la verdad y a lo que es justo como principio, sino haciendo principio de sus privilegios y defendiéndolos por encima de toda moral, olvidándose de los más elementales usos y buenas costumbres que sustentan todo orden civilizado.

Nadie eligió al secretario general de la OEA para que se arrogue atribuciones continentales y proceda como si el Consejo Permanente está formado por subalternos suyos. La reciente declaración de este Consejo acerca de Venezuela, al insistir en el diálogo y respeto al orden constitucional, contraría la pertinaz conducta del secretario general, quien insiste en operar como agente de perturbación regional, como obsecuente del imperio. Insistencia que si crea daño definitivo, es a su prestigio personal y al organismo que encabeza, la OEA.

Jun 12, 2016

Expresa tu opinión

*