No van a derrocar a Nicolás Maduro

No van a derrocar a Nicolás Maduro

Atorados por la avanzada de la derecha internacional y bajo órdenes del gobierno estadounidense, los oposicionismos del fascismo venezolano arrancaron con el “Plan para la Salida y la Transición”, que ya va por su quinta edición, dados los fracasos anteriores, que sólo han dejado muertos chavistas, entre hijos del Pueblo bueno y dirigentes de la revolución chavista, más destrucción, guerra económica y miseria.

En ese orden de locuras, el presidente de la Asamblea Nacional, en su prostática demencia y con la banda presidencial confeccionada a su medida y ambición -porque todavía le parece poco lo que robó en la IV República- arrancó llamando a la toma de Caracas, para este primero de septiembre del dos mil dieciséis (01/09/2016: 1-S), con la esperanza de reeditar la gesta criminal del once de abril del dos mil dos (11/04/2002), seguro ahora, según sus afanes criminales, de que no dejarían con vida al Presidente Nicolás Maduro, porque sólo Henry Ramos Allup conoce la verdadera “Agenda Oculta” que maneja y coordina la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), al tiempo que voceros destemplados de la MUD salieron a pelearse micrófonos en los golpistas medios privados comprometidos en esta gesta fasciocomucacional, Globovisión, Televen, Venevisión y la red de medios regionales privados, en manos de Fedecámaras-Venamcham.

Pues, se les aguó la fiesta, porque previo al Día-D, el gobierno nacional, la inteligencia social y los organismos de seguridad del Estado, lograron evitar un horroroso derramamiento de sangre que tenían planificado, con: paramilitares, explosivos y la acción irresponsable de los pseudodirigentes políticos de fasciopartidos que se nuclean en la AN. Y como no pudieron articular y montarte sainete de violencia y muerte, la convocatoria se les desinfló y los dólares gastados por la U.S. Embassy en Caracas, se perdieron, incluso, la inversión que hicieron los rectores universitarios nucleados en la AVERU, los que desviaron dinero del Estado para financiar la insurrección, escondieron armas y prestaron sus instalaciones para esconder asesinos, además de que paralizaron clases y actividades académicas, todo ello, con total impunidad y puteando una vez más el noble precepto constitucional de “autonomía universitaria”.

Ahora bien, hemos de saber todos, que el golpismo ya decidió su llamada “Hoja de Ruta” que publicitada por sus mercenarios y criminales medios harán posible, a partir del primero de septiembre (1-S), va a ser el mejor acicate y mampara legal para irse por los caminos de violencia y muerte, estipulados por el gobierno que preside Barack Husseín Obama, quien quiere muerto a Nicolás Maduro y liquidado totalmente el chavismo en Venezuela, por ser éstos la expresión concreta del socialismo bolivariano y chavista del siglo XXI.

A la derecha golpista venezolana le urge “La Salida” del Presidente Nicolás Maduro y del chavismo. Pero, definitivamente, no podrán derrocar al Presidente Nicolás Maduro, porque, entre otras razones objetivas:

  1. Los oposicionismos desaprovecharon el revés del gobierno del pasado 6-D, con el voto castigo, lo que a la presente fecha no le ha generado el ganar base social a la derecha, sino que, al contrario, los hechos concretos han desenmascarado a Fedecámaras-Venamcham y a los partidos de la derecha atrincherados en la AN, quienes sólo sueñan con arrebatar el poder para ellos robar mantener sus vicios se drogas, alcohol, aberraciones sexuales y poner los recurso minerales y materiales al servicio de EEUU;

  2. El gobierno revolucionario ha logrado proteger el salario social de los trabajadores y del Pueblo, a pesar de la rabia, de las largas colas, del desabastecimiento programado, escasez deliberada e hiperinflación provocada;

  3. El gobierno revolucionario ha empezado a derrotar la guerra económica y se está liberando del chantaje y boicot de los sectores parasitarios de la economía, mediante los CLAP y el impulso del desarrollo y riqueza productiva, con abastecimiento y producción, que en cada región empiezan a consolidarse;

  4. El boicot y dumping petrolero practicado por el gobierno estadounidense están empezando a revertirse en su contra porque Obama ha quebrado la economía estadounidense y ha llevado al gobierno y al Estado al default económico, con las prácticas del fracking y la inversión de una guerra contra Siria para seguir robando gas y petróleo, junto con el ISIS y el gobierno turco de Erdogan, los que colocaban gas y petróleo liviano a bajos precios en los mercados internacionales, acciones fracasadas que hoy obligan a un repunte del precio petrolero y un alza que favorecerá al gobierno ruso y venezolano, mientras que Barack Husseín Obama no tiene otra opción que jugar a la invasión de Venezuela o enfrentar su fracaso ante el Congreso estadounidense, que no lo amparará en la caída de su carrera y gestión de genocidio y ladrón de países productores.

En medio del optimismo que puede embargar a las fuerzas progresistas y revolucionarias que estamos dispuestos a defender el legado chavista y a nuestro Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, se nos presenta una gran amenaza y es la del inesperado Golpe de Estado, que los oposicionismos venezolanos y su amo y financista, el gobierno estadounidense, que con sus aliados vecinos, están decididos a emprender una jornada sostenida y gradual de violencia y muerte, que pretenden comenzar desde el 1-S, hasta que alcancen el zénit mediático que justifique la intervención armada extranjera. “Que nadie se equivoque” nos lo recuerda en palabras claras el Comandante Hugo Chávez. Aquí hay pueblo chavista con Nicolás Maduro.

Prof. Luis Pino

@l2pino2

Expresa tu opinión

*