Pica y se extiende caso de abuso sexual en Emil Friedman

Pica y se extiende caso de abuso sexual en Emil Friedman

Al menos doce niños, todos de la misma sección de primer grado, habrían sido víctimas de abuso sexual en las instalaciones del colegio Emil Friedman de Caracas, por parte del maestro de natación Richard Marín Torres, quien se encuentra procesado judicialmente por al menos uno de los casos.

La información fue obtenida de manera exclusiva por el portal de investigación La Tabla a través de una agrupación de padres y representantes de la institución educativa, que se ha dedicado a vigilar la investigación iniciada desde finales del mes de junio luego que los padres de un escolar encontraron indicios en su vestimenta íntima que apuntaban a esa posibilidad.

Los datos aportados indican que hay cuatro niños (dos varones y dos hembras) que de acuerdo con exámenes realizados por el Cicpc fueron víctimas de actos que se enmarcan dentro de la tipificación del delito de abuso sexual. Dos de esos niños han sido sustraídos de la acción jurisdiccional de manera irregular. Uno porque sus padres lo sacaron del país, y otra (una niña) por una acción parecida.

Mientras que otros dos se mantienen relacionados formalmente con el procedimiento. Uno es el niño en torno al cual se hizo la denuncia inicial, y la otra es una niña relacionada de manera especial con la institución educativa porque entre sus familiares hay un trabajador del colegio.

Los otros ocho alumnos han sido examinados por expertos de consultas privadas, quienes han explicado a los padres que presentan características de haber sido sometidos a algún tipo de abuso sexual por parte del mismo docente.

Asimismo el grupo de padres, cuyo vocero exigió no divulgar su identidad, logró contactar a un adulto joven que habría sido víctima, cuando estudió en el centro educativo, del mismo docente, y quien estaría dispuesto a ofrecer su testimonio. Cabe recordar que Marín es maestro en la institución desde hace más de 20 años.

El vocero del grupo de padres también precisó que la defensa del docente imputado ha sido pagada hasta ahora por la dirección del colegio y está a cargo de un cotizado escritorio legal de la capital venezolana.

Precisó que tras determinarse el abuso contra la niña, el director de la institución se vio obligado a reducir el apoyo al imputado y se habría comprometido a retirar el respaldo legal. Sin embargo eso hasta ahora no ha ocurrido.
La pesquisa, con base en los testimonios de los niños, ha logrado determinar que no se cumplían rigurosamente las indicaciones para evitar que los escolares se movilizaran sin vigilancia por áreas de la edificación donde podrían haber sido víctimas del entrenador procesado.

(latabla.com)

Expresa tu opinión

*