Policía de Orlando cuestionada por actuación en masacre

Policía de Orlando cuestionada por actuación en masacre

> Las Fuerzas Especiales de Asalto se demoraron tres horas en ingresar al local Pulse para enfrentar a Omar Mateen

John Mina, jefe de la policía de Orlando, confirmó que su departamento enfrenta cuestionamientos sobre por qué le pidió a las Fuerzas Especiales de Asalto, conocida como SWAT, esperarse unas tres horas antes de entrar por Omar Mateen, responsable de la muerte de 49 personas y lesiones a otras 53.

Hasta el momento ha trascendido que un policía fuera de servicio, quien trabajaba como miembro de seguridad en el bar, intercambió disparos con el sospechoso, quien de cualquier manera logró ingresar al centro nocturno, donde se encontraban 320 personas.

Mina dijo que “pese a que el policía no estaba de servicio sino como empleado del bar, su intervención se está investigando como parte de la actuación policial”.

“Quiero comentar que ahora todo está bajo investigación. También quiero decir que nuestros oficiales del SWAT, quienes eran unos ocho o nueve, abrieron fuego y estaban siendo blanco de disparos”, explicó el jefe policial.

Las decisiones que la policía de Orlando tomó la noche del sangriento incidente están bajo profundo escrutinio, en el cual participan expertos en tácticas policiales.

Los especialistas dijeron que “la policía de Orlando debió aprender de otros tiroteos masivos que es indispensable entrar de inmediato para tomar control de una situación de esta naturaleza, así implique un riesgo enorme”. El objetivo de los SWAT es acabar con la amenaza y salvar vidas.

“Vivimos en un mundo diferente. La acción es preferible a la inacción en 100 por ciento de los casos”, manifestó Chris Grollnek, un experto en tácticas policiales en situación de peligro.

orlandoeeuu170616_1

Demócratas control de armas

Tras un extenso debate, los demócratas obtuvieron una pequeña victoria la madrugada de ayer al forzar al Senado estadounidense a considerar un proyecto de ley que restringiría el acceso a las armas de los sospechosos de terrorismo.

La medida, que acabaría con un estancamiento de años sobre el control de armas en Estados Unidos, sigue a demandas por acciones tras la masacre de 49 personas en un club gay en Florida el fin de semana. Los senadores demócratas ocuparon este miércoles la sala del plenario del Senado, controlado por la oposición republicana, para lanzar un procedimiento de obstrucción conocido como filibustero y presionar a sus colegas a aceptar discutir este proyecto de ley.

Bajo la norma propuesta, las personas en listas de vigilancia o en listas con prohibición de abordar vuelos, no podrán comprar armas de fuego.

La sesión fue conducida por el senador de Connecticut, Chris Murphy, donde un tiroteo en una escuela dejó 20 niños muertos en 2012.

Murphy, con el apoyo de 40 senadores, pasó horas discutiendo medidas para reducir la violencia con armas de fuego.

Fuente/HispanTv-TeleSUR

Expresa tu opinión

*