Por descontrol y mala alimentación en el embarazo bebés nacen bajos de peso

Por descontrol y mala alimentación en el embarazo bebés nacen bajos de peso

El estado nutricional adecuado de la mujer al comienzo y durante el embarazo es el requisito más importante para que exista un recién nacido, y un niño y posteriormente un adulto saludable. Sin embargo, en la actualidad, los bebes están naciendo con desnutrición por descontrol y mala alimentación de la madre, así lo asegura el medico pediatra, Bernardo Guerra.

Luisana Herice-.

Señala que la buena alimentación en la etapa de embarazo es decisiva en el estado nutricional del recién nacido, pues el consumo de alimentos de la madre es la vía de entrada de los nutrientes al feto.

“Las madres deben controlarse durante los nueve meses para vigilar el crecimiento en desarrollo del feto de manera que pueda ser orientada sobre los nutrientes y vitaminas que debe ingerir para mejorar la alimentación del bebé que debe incluir todos los nutrientes como proteínas, carbohidratos, calorías y vitaminas”.

Expresa que luego del parte la alimentación de la madre tampoco puede descuidarse, puesto que durante los primeros meses el niño debe ser alimentado exclusivamente con lactancia materna que posteriormente deberá complementarse con comida de acuerdo al crecimiento. “Lo que preocupa en el país es que el niño desde que esta en el vientre no esta recibiendo los nutrientes necesarios para su desarrollo, por lo que nacen bajos de pesos y con una estatura no adecuada”.

Niños mal nutridos presentan trastornos cognitivos

Guerra asegura que las consecuencias de la desnutrición en los niños puede notarse en una primera fase que es la perdida de talla-peso y si continua la disminución de ingesta de las calorías, proteínas y vitaminas el niño más adelante presentará trastornos cognitivos.

“No desarrollara bien las actividades académicas, el desarrollo creativo se verá mermado porque el desarrollo de las neuronas va a estar disminuido porque no tiene el consumo de nutrientes que son fundamentales para su sano crecimiento físico y mental. También serán susceptibles a las infecciones bacterianas virales que pueden costarle hasta la vida. Mientras que en los adultos la grave desnutrición los sensibiliza y los hace vulnerables a enfermedades infecciosas que pueden causar inestabilidad en el desarrollo y más si tienen enfermedades crónicas, pues pueden empeorar sus cuadros clínicos”./LH