Portugal Campeón

Portugal Campeón

No juega un buen fútbol, solo ha ganado un partido de siete en el tiempo reglamentario y su gran estrella se lesionó al comenzar la final. Pero a Portugal le dio igual. Ganó su primera Eurocopa gracias a su fe infinita, a su solidaridad y, por qué no decirlo, a una buena dosis de suerte. Éder, un delantero perdido por el fútbol europeo, se sacó un zapatazo en la prórroga que tumbó a Francia y dejó helados a todos los galos presentes en Saint-Denis (1-0).

Francia era la favorita y lo quiso demostrar desde el primer momento. Los galos salieron en tromba y arrasaron a su rival aprovechando su fortaleza física para imponerse en el medio campo, robar balones continuamente y meter una intensa presión a un rival desconcertado.

Cierto es que la primera ocasión fue para Nani, que le cogió bien la espalda a la zaga francesa para sacarse un disparo desde la frontal que se perdió ligeramente alto, pero a partir de ahí el partido solo tuvo un color: el ‘bleu’.

Griezmann tuvo la ocasión más clara tras un gran pase de Payet, y a su gran cabezazo respondió con una espectacular parada a mano cambiada Rui Patricio.

Pogba y Matuidi se imponían en el mediocampo y el choque tuvo una estrella inesperada: Sissoko. El centrocampista del Newcastle dio una auténtica exhibición de poderío y generó una ocasión tras otra, desbordando a los lusos. El gol francés no llegó, pero sí el momento clave del partido.

Una dura entrada de Payet había obligado a Cristiano a ser atendido en la banda, y a su vuelta a los terrenos de juego volvió cojeando. Ronaldo lloraba desconsolado, sabía a la perfección que su rodilla izquierda no estaba bien, que no le iba a dejar jugar uno de los partidos de su vida, pero aun lo intentó.

Cojeaba ostensiblemente y los galenos lusos tuvieron que volver a entrar minutos después. Entre llantos y en camilla, así finalizó la Eurocopa de Cristiano Ronaldo.

‘Shock’ tras la lesión El partido sufrió un frenazo en su ritmo, como si todos los jugadores en el campo hubieran quedado en ‘shock’, y el dominio de Francia fue algo menor, solo Sissoko seguía a los suyo imponiéndose en todo momento, aunque sin el premio del gol.

La tónica del partido fue la de todo el torneo: un equipo que quiere ganar pero sin arriesgar lo más mínimo, en este caso Francia, y otro que firmaba los penaltis, más aún sin su gran estrella.  Y ante este panorama, las ocasiones fueron pocas, pero siempre del lado de los galos.

La mejor, una para Griezmann, que remató desviado un gran pase de Coman desde el borde del área pequeña. También fue buena una de Giroud, aunque su remate con la zurda lo despejó buen un excelso Rui Patricio.

El único aviso de Portugal llegó con un centro de Nani que se envenenó y sacó Lloris como pudo, mientras Francia acrecentaba su dominio.

Un lejano disparo de Sissoko lo sacó de nuevo el portero luso, y el partido olía a prórroga hasta que en el tiempo de descuento Gignac recibió al borde del área pequeña, algo escorado, amagó ante Pepe y le dejó sentado con un magistral recorte y su disparo, mordido, lo repelió el palo.

La selección gala acarició la victoria, pero no fue así y el partido se marchó a la prórroga. El tiempo extra fue, también algo habitual en el torneo, tenso y con poco fútbol.

Sin embargo, la situación se revertió y las mejores ocasiones fueron para Portugal. Primero fue un remate de cabeza de Éder que repelió Lloris, después una falta magistralmente lanzada por Guerreiro se estrelló en el larguero y, finalmente, en el minuto 109, llegó el momento clave.

Éder, un delantero tosco y con una carrera con más pena que gloria, agarró el balón cerca del borde del área y soltó un impresionante derechazo que se coló en el fondo de la red para sentenciar la final.

Quedaban diez minutos, pero Francia no tenía fuerzas ni, sobre todo, fe. La primera Eurocopa de Portugal era un hecho.

Por: Edu Casado

Ver más en: http://www.20minutos.es/deportes/noticia/directo-final-eurocopa-portugal-francia-2792790/0/#xtor=AD-15&xts=467263

Expresa tu opinión

*