PUERTO VERDE

PUERTO VERDE

Isaías A. Márquez Díaz

Aunque se trata de un concepto incipiente, pudiésemos decir que ofrece una alternativa indispensable para la eficiencia y competitividad de todo puerto, operando en pro del entorno social y ambiental, el cual proviene de la estrategia europea de Desarrollo Sostenible, que se viene realizando desde la década pasada. Y, constituye el marco para una visión amplia sobre la sostenibilidad a muy largo plazo en la que el crecimiento económico, la interacción social y la protección del medio ambiente marchan parejos y se refuerzan mutuamente.

Se llama Desarrollo Sostenible porque es capaz de responder a las necesidades actuales, sin involucrar la capacidad de las generaciones futuras al momento de atender sus necesidades pertinentes. Asimismo, el Desarrollo Sostenible no solo se circunscribe al medio ambiente, sino que se apoya sobre tres aspectos fundamentales: social, económico y medioambiental, incluso.

Consiste, el puerto verde, en una conexión eléctrica del muelle al buque, con la cual una embarcación de crucero puede soportar el consumo de combustible hasta de 20 t métricas, reduciendo las emisiones de gas carbónico hasta en unas 60 ton métricas, durante unas 10 horas de estancia en puerto; por tanto, un puerto desempeña su actividad pendiente no solo del ámbito económico, sino además del medioambiental y el social; vale decir, de modo sostenible, efectuando sus operaciones con impacto ambiental mínimo, sin merma de beneficios, pero asegurando la calidad medioambiental.

No obstante, ya existen puertos verdes o ecológicos, los cuales constituyen el preámbulo del transporte marítimo ecológico. Por ejemplo: Ystad, al sur de Suecia; Valencia, E de España; en América, Arica en Chile; Ensenada y Lázaro Cárdenas en México; Santa Marta, Colombia. Y, en proyecto, el puerto verde Panamá Atlántico en la isla Largo Remo –colón-; también, Veracruz y Manzanillo. En Europa, desde 2000 Gotemburgo y Hamburgo operan como puertos verdes, sinónimos de eficiencia y competitividad ante las perspectivas medioambientales.

isaimar@gmail.com

Expresa tu opinión

*