Puertos verdes o ecológicos

Puertos verdes o ecológicos

Isaías A. Márquez Díaz

Sobre la base del desarrollo sustentable y socioambiental los puertos verdes se orientan hacia el desarrollo social, económico y sustentablemente sostenible.

Las autoridades portuarias junto con las empresas de logística prestadoras de servicios y usuarios en general, con apoyo estatal, debieran participar en la implementación estratégica de políticas y actividades enfocadas hacia el crecimiento y desarrollo portuario respetando y mejorando los ecosistemas marinos, tan vitales y vulnerables, para lo cual debe tenerse muy presente el cambio climático y los Gases de Efecto Invernadero (GEI), presentes en la atmosfera, ya que su incremento ha provocado tal fenómeno, cuando en 2013, según la Organización Meteorológica Mundial, los GEI alcanzan un máximo sin precedentes.

Cabe aclarar que el anhídrido carbónico (CO2) es el gas que más aporta al efecto invernadero, cuya concentración aumenta a un ritmo progresivo a causa del consumo de energía por la quema de combustibles fósiles que ocasionan las actividades de transporte, manufactura y construcción, así como los usos propios de energía de la industria y la producción de electricidad, aun cuando en algunos países existe el aprovechamiento hidroeléctrico, mediante el caudal de sus ríos que aun no han sufrido los rigores del cambio climático.

El funcionamiento de un puerto verde o ecológico comporta sustentabilidad –satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas- (informe Brubtdland, 1987); la sustentabilidad implica: medioambiente, sociedad y economía.

Cabe recordar que Venezuela se ha comprometido a reducir las emisiones proyectadas para 2030, según las tendencias actuales de unos 340 millones ton de CO2/año en un 20 %, llevándolas para entonces (2030) a 270; las actuales están en el orden de unos 200 millones ton CO2/año, según la Agencia Internacional de Anergia (AIE). Y, durante 2010 emite unas 6,9 millones de toneladas de gas carbónico/hab, que debiera revisarse.

En vista de la estructuras coloniales que aun ofrecen los puertos venezolanos, así como de la emisión GEI de las naves mientras se hallan fondeadas en muelle, estimamos merezca la pena el estudio de proyectos destinados a la instalación de puertos verdes o ecológicos en pro de la preservación de los ecosistemas marinos y mejor calidad de vida –salud pública-.

isaimar@gmail.com