ROBERTO Malaver: Abastecimiento¡Agarrando aunque sea fallo!

ROBERTO Malaver: Abastecimiento¡Agarrando aunque sea fallo!

Tenemos locos a los chavistas. No saben qué carajo hacer con ese peo de la guerra económica. Han creado una catajarria de vainas para ver si logran detener la guerra, y nada. Hace mucho tiempo crearon unos comités civiles y militares en cada estado, y aquello ya se olvidó. Ahora crearon una Gran Misión de Abastecimiento y descubrieron el caos, que, de paso, estaba allí desde hace mucho tiempo, y también descubrieron que el caos era para que existiera la corrupción, que, de paso, está allí desde Matusalén y más allá. Es decir, que vamos dando puntada con hilo fino porque la gente sabe que solo nosotros, la gente decente e inteligente de la oposición, somos los únicos que solucionamos este peo, porque nosotros somos los creadores de este peo, así de pelar mandarinas, o sea, de fácil. Allí tenemos al Fondo Monetario Internacional en boca de caño.

Nuestro comando de asesores, que son del carajo, debo decirlo, en cuanto nombraron la Misión de Abastecimiento y pusieron al general Padrino a salvar ese general descontento, nos dijeron: “Tranquilos, caigámosle encima al vicepresidente Aristóbulo, y digamos que le quitaron poder y que está pensando en marcharse a fumarse una lumpia en otra parte, y así empezamos a joder, a crear comunicación de la buena, y, de paso, a recordar el yate de Aristóbulo, porque afortunadamente hay gente tan pendeja en nuestras filas que todavía se cree esa vaina”. Y también movilizamos el twitter y de tanto nombrar a Aristóbulo lo pusimos en el TT, es decir, en Toma tu Tomate.

El rollo es que esta Misión de Abastecimiento los primeros días ha encontrado un montón de vainas que teníamos escondidas. Eso sí, nosotros no tenemos nada que ver con la cochinada esa de las panaderías, coño, esa vaina es típico de delincuentes, esa vaina no está programada en la guerra económica, esa es gente que toma la iniciativa y comienza a venderle a sus clientes basura con basura y carísimo. Nosotros vamos más allá, somos más finos en la especulación, agarramos un montón de bultos de papel tualé y lo llevamos para la casa de algún familiar, y aguanta esa vaina por allí, que a ti no te vigila nadie, y después lo vendes a precio de gallina de los huevos de oro y listo. La corrupción es el aceite que mueve todos esos motores, y a nosotros nos han dado el billete que jode para repartir, lo malo es que ya se están arrechando porque no logramos salir de Maduro y se están perdiendo esos reales.

El papá de Margot llegó con el periódico de Rafael-Cía- Poleo en las manos y dijo: “La vaina se está poniendo buena, carajo”. Y fue al cuarto y zumbó esa puerta como que fuera del gobierno, y aquel coñazo se escuchó en toda la urbanización, y todos los carajitos se despertaron.

–Ni se compra ni se vende –me canta Margot.

Jul 15, 2016/Memorias de un escuálido en decadencia

Expresa tu opinión

*