Roberto Malaver: Amenazas

Roberto Malaver: Amenazas

Si me han de matar mañana, que me maten de una vez! Ahora sí es verdad que la pusimos de oro cochano.

Primero amenazamos al compañero Timoteo –Juguete– Zambrano, porque defendió a Venezuela en Mercosur, después el compañero Luis –Canchunchú– Florido amenazó a Diosdado –Dueño de todo– Cabello con hacerle de todo si llega al poder, pero lo va a perdonar porque él es un demócrata. Ahora, con la decisión del CNE, salieron los compañeros Ramón –Crece pronto– Muchacho y amenazó también, porque nos están llevando a un callejón sin salida y eso trae violencia, y después salió el secretario ejecutivo de la coordinadora democrática, vulgar MUD, y dijo que hay la posibilidad de que el CNE se manche las manos de sangre, recordando así al compañero Luis –Con qué se come eso– Miquilena, es decir, que ahora sí es verdad que el decreto de Obama tiene vigencia, porque la MUD es una amenaza inusual y extraordinaria y, vete tú a saber.

Estamos mostrando al país y al mundo la verdadera cara. No debemos olvidar que nosotros, ante el éxito de la cumbre de los margariteños, esa de los no alineados ni balanceados, propusimos una cumbre que llamamos la cumbre del pueblo, y no fue nadie a esa vaina, ni siquiera Embajada Radonski, que ahora anda diciendo que el pueblo es él, es decir, estamos pelando bola de la buena, porque la gente se nos está cansando.

La vaina que le hicimos a Timoteo –Juguete– Zambrano no tiene nombre ni apellido, porque es evidente que quedamos como unos mismos bolsas, porque apoyamos el Decreto de Obama contra Venezuela, apoyamos la Carta de Almagro, o sea OEA, contra Venezuela, y ahora estamos contra Venezuela en Mercosur, ¡coño, no me echen más cartas!

Dime tú si alguien es capaz de seguirnos con esta pendejada en que andamos nosotros, que no sabemos en qué palo ahorcarnos. Y después del peo de Timoteo viene Luis –Canchunchú– Florido, que seguramente nadie sabe quién carajo es él, en qué lugar fue elegido, y aparece y da esas declaraciones amenazando y diciendo unas vainas bien dictatoriales, pero menos mal que a última hora recordó que era un demócrata como Pinochet.

Y expulsamos a Timoteo y aplaudimos a Florido, y así, ¡no empujen, que yo me caigo solito en esos bajos fondos, amigos!

Ahora, con esta decisión del CNE de recoger el 20% en cada estado vamos rumbo a otro fracaso, además, ya sabemos que el referéndum no será este año por culpa de nosotros, que nos odiamos tanto.

El papá de Margot anda arrechísimo. Cuando escuchó lo del CNE se paró y dio tres vueltas al apartamento en tiempo récord. Después tomó la puerta del cuarto y le mandó ese coñazo tan duro que el secretario ejecutivo que estaba hablando en la televisión, preguntó: ¿Qué vaina fue esa? ¿Nos están invadiendo ya?

–No me amenaces, –me canta Margot.

Memorias de un escuálido en decadencia/ Sep 23, 2016

Expresa tu opinión

*