Trump quería un canal de comunicación con Rusia que fuera secreto para la Inteligencia estadounidense

Trump quería un canal de comunicación con Rusia que fuera secreto para la Inteligencia estadounidense

 Rómulo Pardo Silva

www.malpublicados.blogspot.com

La noticia filtrada comprueba la oposición radical entre lo que propuso el presidente en su campaña electoral y la estrategia conservadora del poder occidental y sus gestores en el estado.

El diario estadounidense The Washington Post asegura que Jared Kushner, yerno del presidente, Donald Trump, y asesor de la Casa Blanca, y el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, discutieron el pasado diciembre “la posibilidad de abrir un canal de comunicación secreto con el Kremlin”.

Según el diario, que cita fuentes de inteligencia estadounidenses no identificadas, Kushner propuso que los contactos entre el equipo de transición de Trump y el gobierno de Moscú se realizaran en instalaciones diplomáticas rusas.

El fin sería proteger la privacidad de las comunicaciones previas a la toma de mando de Trump, explica The Washington Post.

La propuesta -que Kushner habría realizado en un encuentro que tuvo en la Torre Trump de Nueva York con el embajador ruso en 1 o 2 de diciembre- habría “sorprendido” a Kislyak, de acuerdo a este mismo periódico, por el “riesgo de seguridad” que suponía. El Mostrador

 

El embajador de Rusia en Washington D.C. (capital estadounidense), Serguéi Kislyak, informó a las autoridades rusas de que Kushner había pedido un canal “secreto y seguro” de comunicación entre el Kremlin y el equipo de transición del entonces candidato a la Presidencia estadounidense Donald Trump, en un intento por proteger sus comunicaciones de la Inteligencia estadounidense, según publicó el viernes el diario The Washington Post. Kislyak también reveló que el yerno del presidente de EE.UU. propuso utilizar las instalaciones diplomáticas rusas en el país norteamericano para materializar este fin. La posibilidad de establecer el referido canal fue discutida en una reunión mantenida el 1 o el 2 de diciembre de 2016 en la Torre Trump, en Nueva York, entre Kislyak y Kushner, precisa la publicación, que cita, además, unas interceptaciones recogidas por la Inteligencia estadounidense; sin embargo, la Casa Blanca reveló el encuentro meses después, en el mes de marzo. HispanTv

Las relaciones de Trump con Rusia son el núcleo del impeachment planificado para sacarlo de la Casa Blanca.

La excandidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha hecho alusión este viernes en una reunión con estudiantes en la Universidad Wellesley (Massachusetts, EE.UU.) a que el mandato presidencial de Donald Trump puede terminar en desgracia y en la destitución del presidente, informa el diario ‘The New York Times’.

Clinton ha comparado la presidencia de Trump con la de Richard Nixon. “Estábamos furiosos por la pasada elección presidencial de un hombre [Richard Nixon] cuya presidencia terminaría en desgracia con su destitución por obstrucción a la justicia, después de que despidiera a la persona que dirigía la investigación sobre él en el Departamento de Justicia”, ha recordado, haciendo una alusión al actual inquilino de la Casa Blanca.

La referencia de Clinton al cese de un investigador de Nixon fue una comparación directa a la decisión de Trump de destituir al exdirector del FBI, James Comey, quien llevaba una investigación sobre su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn. Flynn dimitió en febrero pasado sin haber cumplido un mes en el cargo, tras el escándalo mediático que se produjo tras conocerse que había mantenido conversaciones telefónicas con el embajador de Rusia en EE.UU., Serguéi Kisliak. RT

 

Trump había dicho que iba a distender las relaciones con Rusia para evitar una guerra nuclear.

Según esa filtración él sabía antes de asumir que los órganos de inteligencia de Estados Unidos iban a interferir esas conversaciones.

 

La política occidental ha sido el cerco a Rusia para destruirla o someterla. Salvar su imperio global en el camino a la crisis civilizatoria.

Trump estaba por acuerdos de paz. Era su enemigo.

 

La izquierda debe examinar también estos datos en lugar de solo dar cuenta de las torpezas del presidente, de su negación del cambio climático…

Es posible criticar a Trump por muy malas propuestas pero al menos reconocer una buena intención frente a Rusia. A la paz en la humanidad.

 

La izquierda no debe dejar que los medios occidentales la pauten.

 

Por un Movimiento para una nueva civilización solidaria de socialismo sustentable.

No progresismo de izquierda.

 

Contacto     romulo.pardo@gmail.com