Un nuevo cardenal venezolano

Un nuevo cardenal venezolano

Por Mons. Raúl Biord

Obispo de La Guiara

      El Papa Francisco anunció el domingo 9 de octubre, desde la Plaza de San Pedro, la creación como cardenal de Mons. Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida. Se trata de un gran regalo para la Iglesia y para todo el país.

Tuve la ocasión de escuchar este anuncio en Roma, en donde me encuentro para participar en algunos encuentros del Jubileo de la Misericordia. El día miércoles 5 tuve la oportunidad de saludar al Papa Francisco, y pedirle la bendición para Venezuela y para la diócesis de La Guaira. El sigue con preocupación la situación de Venezuela. Ora por nosotros y nos anima a buscar soluciones pacíficas a los problemas que sufrimos, especialmente los más pobres. En varias oportunidades nos ha expresado su cercanía y cariño.

Me lleno de alegría escuchar este anuncio.  Mons. Baltazar me  confirió la ordenación episcopal en Pariata, en el Polideportivo  y siempre ha mostrado su amistad por esta diócesis litoralense. El será el sexto cardenal venezolano, después de José Humberto Quintero, José Ali Lebrun, Rosalío Castillo, Ignacio Velasco y Jorge Urosa. Los Cardenales son los consejeros del Papa, su misión es ayudarlo en el gobierno cotidiano de la Iglesia universal. En caso de sede vacante, muerte o renuncia del Romano Pontífice, a ellos compete la elección del nuevo Papa. Por eso es un orgullo que ahora tenemos nuevamente dos cardenales venezolanos. 

Este nombramiento además de expresar el reconocimiento de las cualidades personales de Mons. Baltazar, es también signo de la preocupación del Papa por la situación de Venezuela. En un momento que se le pide a la Iglesia acompañar el dialogo entre las partes, Francisco nombra otro cardenal para Venezuela. Ahora en el país hay dos de sus más grandes colaboradores, como son los cardenales que por su cercanía a la Sede Petrina son también sus representantes en los países donde son obispos.

Su Biografía

Mons. Baltazar Porras nació en Caracas en 1944). Su papa era de Tariba y su mama es de Guasipati. Entro muy joven al seminario de Caracas y allíademás, del bachillerato estudio la Filosofía. Se licenció en Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, donde también obtuvo un doctorado en Teología Pastoral, con una tesis sobre la pastoral en la Iglesia en Venezuela.

Fue ordenado sacerdote el 30 de julio de 1967 y ejerció como sacerdote en la diócesis de Calabozo, hoy elevada a arquidiócesis. Fue Rector del Seminario San José de El Hatillo, donde ejerció como profesor y director de estudios.

El 30 de julio de 1983 fue elegido como obispo auxiliar de Mérida. Le toco coordinar la primera visita del Papa Juan Pablo II a Venezuela, demostrando una gran capacidad de organización y un sentido de trabajo en equipo, necesario para el logro de tan altos objetivos. El 30 de octubre de 1991 fue nombrado arzobispo de Mérida.


Ha sido presidente de la Conferencia Episcopal venezolana durante dos periodos consecutivos, desde 1999 hasta 2006, así como vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) entre 2007 y 2011. Ha participado en varios Sínodos de Obispos, en especial en el de las Américas. 


Monseñor
 Baltazar es una persona de alta humanidad y espiritualidad. Gran amigo y cercano con todas las personas, recorre los pueblos y aldeas de su diócesis llevando la buena noticia del evangelio. Deportista nato, ha coronado las montañas andinas, celebrando la santa misa en el mismo Pico Bolívar a 5.000 metros más cerca de Dios. Gran conocedor de la historia de Venezuela, en sus artículos semanales describe la crónica menor de la historia pequeña y menuda. Gran orador y con alma de poeta, predica la Palabra de Dios. Con una amplia cultura, está siempre presente en la vida universitaria compartiendo caminos y resultados de investigaciones científicas sobre nuestra realidad social y cultural. Con un alto grado de responsabilidad, ha asumido la voz de los que no tienen voz haciendo valer los derechos humanos tantas veces pisoteados. 


Son tantas las facetas de Mons. Baltazar: religioso, humano, pastor, teólogo, periodista, historiador, cronista, deportista, amigo, que el Santo Padre Francisco lo ha llamado a colaborar con el en el gobierno de la Iglesia. Lo hará desde la diócesis de Mérida, a la que sirve desde hace 33 años, con la misma seriedad y responsabilidad de todos los días, con el compromiso por los más pobres, con la atención puesta en toda Venezuela. El Papa lo ha elegido cardenal porque como dice el código de derecho canónico en el canon 351, Mons. Porras destaca “Notablemente por su doctrina, costumbres, piedad y prudencia”.


El 19 de noviembre recibirá en Roma el birrete cardenalicio. Venezuela está de fiesta. Mérida celebra este nombramiento y también nuestra diócesis de La Guaira. Gracias Santo Padre por haber nombrado un nuevo cardenal venezolano, que hará presente su voz y mensaje entre nuestro pueblo. Nuestra oración por la Iglesia Universal, por el Papa Francisco y por su eminencia, el Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo.

Expresa tu opinión

*