Venezuela respalda a los pueblos indígenas

Venezuela respalda a los pueblos indígenas

Más de 3 millones de hectáreas han retornado a los indígenas por demarcación de tierras. Durante el programa Derechos humanos en Revolución transmitido por radio Miraflores, Yamileth Mirabal, ministra para Pueblos Indígenas, informó que el Estado venezolano ha entregado a las comunidades aborígenes 102 títulos de tierra, y agregó que “aún está pendiente el reconocimiento de 15 títulos”

Prensa Consejo de DD. HH. / Nerliny Carucí

Tres millones 280 mil 298 hectáreas han sido devueltas a los pueblos indígenas venezolanos para el fortalecimiento de sus planes de vida, mediante los procesos de demarcación de tierras”, notificó, este jueves, la ministra para Pueblos Indígenas, Yamileth Mirabal, en el programa Derechos Humanos en Revolución.

La ministra detalló que se trata de 102 títulos de propiedad colectiva de la tierra, que reconocen, a plenitud, los derechos originarios sobre los territorios que ancestral y tradicionalmente han ocupado los pueblos indígenas.

La demarcación de tierras es un compromiso del Estado venezolano con los pueblos indígenas, que fue asumido, en el año 1999, constitucionalmente, con el fin de reconocer los territorios indígenas, y devolver la titularidad colectiva de esas tierras a sus protectores ancestrales para garantizar sus formas de vida y prácticas económicas”, indicó.

La funcionaria agregó que, aún, está pendiente el reconocimiento de 15 títulos que se encuentran “en trámites ambientales, técnicos y sociales”, para comunidades yekuanas, pemones, joti.

Dijo que, a diferencia de otros países donde los pueblos indígenas están hundidos en la desesperación y la inopia por el despojo de sus tierras, el Gobierno de Venezuela respalda a los pueblos indígenas en su lucha por el reconocimiento de sus territorios, de su identidad y de sus conocimientos.

Según la ministra, este compromiso se ve expresado en la Constitución del año 1999; en el Plan Nacional de Derechos Humanos 2016-2019; y en la organización de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), “que ha servido para escuchar más al pueblo indígena”, sobre el derecho que tiene a ampliar las garantías constitucionales sobre las conquistas aborígenes.

Constituyente amplía derechos

Una de las propuestas que llevan los constituyentes indígenas, electos bajo la modalidad de la consulta previa, es el tema de la identificación. ¡La cédula dice que soy Yamileth Mirabal, pero no dice que soy yeral, y que vengo de la comunidad de Río Negro, en Amazonas! Obtener la cédula indígena es un punto de partida para un mayor reconocimiento de nuestra identidad”, exclamó Mirabal.

Sostuvo que otro planteamiento es ajustar el artículo 119 de la Constitución de 1999, el cual consagra que el “El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y las comunidades indígenas”; en este sentido, aclaró que el texto constitucional debe decir “El Estado reconoce…”. “Los pueblos indígenas somos presente, estamos vivos y estamos acá. Deben reconocernos ahora, en este tiempo”, arguyó.

En sus declaraciones por radio Miraflores, Mirabal anunció que otros de los temas que irán al debate constituyente son: el fortalecimiento de la educación intercultural bilingüe, la jurisdicción indígena para la aplicación de justicia, la medicina herbaria y las terapias complementarias como ámbito de aplicación en el sistema de salud, la incorporación de las casas chamánicas a nivel cultural, el abordaje integral del Arco Minero, y la descolonización como proceso transversal de reconocimiento de la cultura indígena en las políticas públicas.

Entre las propuestas constituyentes de fortalecimiento a los derechos de los indígenas, subrayó la masificación de la enseñanza de idiomas indígenas en las instituciones educativas del país, “más allá de las escuelas vinculadas a la educación intercultural bilingüe”.

Plan Nacional de DD. HH. abre caminos

En el encuentro radiofónico, Larry Devoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos, significó que la Constitución de 1999, impulsada por el presidente Hugo Chávez, abrió, por primera vez en Venezuela, un capítulo específico para los derechos de los pueblos indígenas para “saldar una deuda histórica de exclusión y vulneración”.

Devoe, también, hizo énfasis en el Plan Nacional de DD. HH. 2016-2019, en cuya construcción participaron los 43 pueblos indígenas de Venezuela: “Dentro del Plan, se ha incluido una serie de acciones importantes para fortalecer la política que tiene el Estado venezolano a favor de los pueblos y comunidades indígenas, como dar continuidad al proceso de demarcación del hábitat y de tierras colectivas indígenas, para dar cumplimiento al mandato constitucional, tomando en cuenta la especificidad cultural de cada pueblo indígena”.

El Plan Nacional de DD. HH. establece, además, la necesidad de generar un mecanismo para asegurar la presencia de intérpretes de idiomas indígenas en las instituciones del Estado, porque debe llegar el día cuando cualquier compatriota de un pueblo indígena pueda ser atendido en su propio idioma, en las instancias públicas encargadas del respeto y de la garantía de los derechos humanos”, destacó Devoe.