No hay certezas pero tampoco es valido “no hay hechos sino interpretaciones”

Por Santos García Zapata

Teodoro Petkoff tuvo unos cuantos brillantes aciertos. Escribió un interesante libro Proceso a la Izquierda y otro no menos interesante El chavismo como problema. Una extraordinarias serie de conversaciones que sostuvo con Alonso Moleiro recogidas luego en un libro titulado “Solo los estúpidos no cambian de opinión.

Decía Antonio Gramsci en sus excepcionales notas “Para poder llegar a entender cómo una sociedad actúa y por qué lo hace, deberemos estar en contacto con dicha sociedad.

Toda realidad tiene interpretaciones pero la suma de las interpretaciones nos puede hacer llegar al fondo (esencia) de la misma.

Históricamente tendemos a devaluar el pasado, pero esto es algo que realmente no deberíamos hacer. Debemos aprender de nuestro pasado para poder ser mejores.”

En la actual coyuntura política donde el chavismo está a punto de iniciar un nuevo camino empujado/obligado por la dura realidad económica esos libros de Teodoro Petkoff deben ser de obligatoria lectura. Hoy en día el peor enemigo no es el bloqueo sino el maniqueísmo. Esta perversa y contagiosa enfermedad va acompañada a lo que Lenin llamo acertadamente “El izquierdismo enfermedad infantil del comunismo” para remontarnos muy atrás.

En Venezuela la oposición se encuentra dividida, dispersa, sin brújula y algunos de sus más conspicuos lideres acusados de corrupción. Calderón Berti: La influencia de Leopoldo López sobre Guaidó ha sido nefasta” y lo dice quien fue embajador de Juan Guaido en Colombia y señalo hechos de corrupción en su renuncia el año pasado. Futuro incierto. Habrá que hacer camino al andar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *