Pusilánimes, clientelares y medrosos la mayoría de los dirigentes

Por Santos García Zapata

Durante más 45 años que tengo en la radio y 50 en la prensa escrita me tocó hablar/conversar con dirigentes de los miembros del partido de gobierno a distintos niveles, desde dirigentes nacionales hasta dirigentes de los más recónditos barrios de la región. Eran presidentes Raúl Leoni, Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campins , Jaime Lusinchi, Carlos Andrés Pérez II, Rafael Caldera II. Conocí y trate a todos los que eran una especie de gobernadores que era los Prefectos Frank Perret Gentil, Millán García, Tito Olivares, Armando Melean, Lenin Marcano, Ángel Ziada Fattore. Nunca como hoy en día he palpado tanta insólita, exorbitante cobardía y pusilanimidad (latín pusillanimitas) que hacen gala en exceso dirigentes del gobierno y del partido PSUV. Si bien es verdad que después del Gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979 ) florecieron en Vargas unos cuantos dirigentes políticos de la región medrosos e hipócritas, pero, no habíamos llegado a los niveles indecorosos de hoy en día.

HE ESCRITO EN 60 AÑOS MÁS 3.000 ARTÍCULOS Y PARTICIPADO EN 4.000 PROGRAMAS DE RADIO

Mi mejor momento vendrá no está en el pasado. En los barrios nunca en la IV República los militantes de base de los distintos partidos, aun los del gobierno, tenían miedo de hacer críticas o de señalar problemas. Desde hace 12 años la situación (tanto PSUV como en los funcionarios públicos) cambió radicalmente; son medrosos y fijan una barrera entre ellos y los opositores. Obedecen con extrema y grotesca humildad órdenes de sus superiores. Son serviles, obviamente convencidos que mientras más serviciales y arrastrados sean obtendrán más beneficios.

El sectarismo y la polarización benefician a los corruptos de ambos bandos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *