El Rol del Político

Hoy Venezuela se encuentra inundada en una mezcla de sentimientos que nos producen un nudo Gordiano ante la proximidad de un proceso electoral pautado para el 06 de diciembre 2020 con el fin de elegir las nuevas autoridades para la AN establecido por mandato de la propia Constitución Nacional que impone un periodo de 05 años en el ejercicio del cargo para los Diputados.

Surge la perplejidad cuando se observan manifestaciones que llaman a no votar y que juegan a la abstención alegando que no están de acuerdo con el árbitro, como sí con esto bastara para recomponer al país, de inmediato surge en mí una duda viene a mí mente la interrogante para qué sirven los políticos, ciertamente no es cosa para todo el mundo que se me da a mí la duda, que es lo que impulsa a un Político a actuar en forma mecánica, a ciegas, pasiva y automáticamente a promover la abstención, será un recelo pesimista o la desconfianza en él mismo para lograr el éxito.

Me surge la inquietud del Rol que corresponde a un Político a estas alturas ya debe estar claro que conducir a Vzla hacia una democracia moderna requiere un liderazgo de gran calidad y competencia Humana, Política y Moral, un Político debe ser un mediador social que comprenda la realidad del momento con una visión clara de lo que hay que hacer, debe hablar de las aspiraciones de los ciudadanos para elevar el nivel de vida, debe guiar a la colectividad en la búsqueda del bienestar colectivo sin dejarse arrastrar por la falta del espíritu histórico que lo lleve por el derrotero de la abstención.

Un demócrata debe tener un discurso para que los cambios institucionales se den en el marco de la legalidad y la democracia no fuera de ella, la credibilidad de un político consiste en estimular las reglas democráticas en participar en procesos electorales estimulando el voto como un mecanismo inteligente, pacífico y racional aunque no le guste el árbitro, de esto se trata esta elección de participar por la esperanza o de abstenernos en la derrota.

En lo de la abstención que con buenas razones llamare el problema silencioso solo se dirige a ciertos oídos, no es pequeño el interés en producir la motivación necesaria para ir a votar dada la transcendencia que el Voto tiene en estos momentos para nuestro futuro, no es prudente que lo político se deje arrastrar por lo anímico, entonces cortemos el nudo gordiano con la espada de la democracia y la libertad. Votemos por la esperanza este 06 de diciembre. Tu Voto cuenta.

Jesús Castellano

Abogado. Comunicador Organizacional. Coach Personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *