Levantar el desacato de la AN está en manos de la oposición

Enrique Ochoa Antich, integrante de la Alianza por el Referendo Consultivo, envió 5 recomendaciones al G4

Pretender elegir un nuevo CNE sin acuerdo sólo llevará a que tengamos dos: uno real designado por el TSJ, acatado por todos los Poderes y la F.A., y otro ficticio designado por la AN

Las siguientes son 5 notas remitidas hoy al G4 para su consideración:

  1. Rescatar la confianza ciudadana en el voto y volver así a la ruta democrática abandonando con coraje la inútil estrategia extremista del «cese» y demás espejismos, es para la oposición la principal tarea. Y ello comienza por la designación de un nuevo CNE.
  2. Pretender hacerlo sin acuerdo confrontando a la AN con los demás Poderes Públicos, es un error que insiste en una estrategia equivocada. Así sólo se lograría que, como ha anunciado uno de sus voceros, el gobierno active su designación vía TSJ, lo que a su vez nos llevará a tener dos CNE: uno real, designado por el TSJ, acatado por las instituciones y la Fuerza Armada, y otro ficticio, designado por la AN, como ficticios son la fulana presidencia interina, el TSJ y la Fiscal en el exilio, e incluso la actual AN.
  3. Por más inconstitucional que sea esa figura, la mayoría parlamentaria debe actuar con inteligencia para superar el desacato. Porque eso depende exclusivamente de la oposición: basta incorporar por un día a Henry Ramos Allup a la presidencia, retomando la continuidad quebrantada en 2016, y desincorporar de inmediato (por cuarta vez) a los diputados de Amazonas. En esa misma sesión, la cámara puede proceder a elegir una nueva directiva (preferiblemente con participación del PSUV).
  4. Tal vez la inmadurez de algunos de sus voceros impide entender que en la política como en la guerra hay momentos en que conviene replegar las fuerzas. Un paso para atrás para asegurar dos pasos adelante.
  5. Con esta acción de repliegue táctico, se podría proceder entonces a la designación por consenso del Comité de Postulaciones para un nuevo CNE. Y así se avanzaría con seriedad por el camino del diálogo y de los acuerdos.

Copia de esta declaración será remitida a todos los integrantes de la Mesa Nacional de Diálogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *