¡Entre desacato y corrupción! AN instalará nueva Junta Directiva (+5 de enero)

Este domingo 5 de enero se llevará a cabo la instalación de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, para el periodo legislativo 2020-2021, ante la maniobra de una posible ratificación de Juan Guaidó, del partido Voluntad Popular (VP), como presidente del órgano.

Tras concluir un año marcado por la corrupción y el desacato, este domingo comienza otro periodo legislativo, y que será el último de la AN, elegida en los comicios del 6 de diciembre de 2015, cuando fueron electos 112 diputados de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y 55 del Gran Polo Patriótico (GPP).

Durante la sesión, de acuerdo a lo establecido, el diputado de mayor edad dirigirá el debate para la elección de la nueva Junta Directiva, la cual pretende presidir nuevamente Guaidó con la reelección de sus colegas, situación que desacata sus propios pactos políticos, como el que ellos llamaron Acuerdo de gobernabilidad en la AN 2016-2021, suscrito por las fuerzas de la MUD, en el cual establecían la supuesta «alternabilidad» de los representantes de la Junta Directiva, especialmente la rotación de la presidencia del órgano legislativo.

La gestión parlamentaria en Venezuela se desarrolla desde 5 de enero hasta el 15 de diciembre de cada año, pero en 2019 cerró el 17 del mes pasado, con una sesión extraordinaria en la que se decidió modificar el reglamento de funcionamiento interno para permitir que los diputados que se encuentran fuera del país participen en las sesiones vía Skype.

Juan Guaidó –quien se autoproclamó el 23 de enero de 2019 como «presidente encargado» de Venezuela, usurpando las funciones del actual mandatario venezolano, Nicolás Maduro, así como promoviendo la injerencia en la nación– presidió el órgano legislativo durante ese año, periodo en el cual él y otros 22 diputados fueron despojados del fuero parlamentario por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), para ser sometidos a investigaciones judiciales.

El dirigente de derecha –que utilizó su investidura para desestabilizar el país– fue  denunciado recientemente por su exembajador en Colombia, Humberto Calderón Berti, por malversación de fondos de la ayuda humanitaria en Cúcuta el pasado 23 de febrero, así como los vínculos —revelados por el Gobierno Nacional— que tiene la oposición con la banda paramilitar Los Rastrojos.

Además, Guaidó promovió sin efecto el alzamiento de un reducido grupo de militares el 30 de abril en las inmediaciones de la Base Aérea Francisco de Miranda, en Caracas.
AVN / CON EL MAZO DANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *