Intervención del vicepresidente sectorial Jorge Rodríguez durante instalación de presidencia pro tempore de la Celac en México

Señor Ministro de los Estados Unidos Mexicanos, señores miembros del presidio, señores cancilleres, jefes de delegación que están con nosotros en este histórico momento de reunión que ha sido el sueño de integración latinoamericana de los pueblos.

Traigo un saludo fraterno y respetuoso del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros y del pueblo venezolano.

Nuestro gobierno reitera su compromiso por el éxito de la Reunión de ministros y de la presidencia pro tempore de México, para lo cual pone a disposición nuestra mayor colaboración, consustanciado como está con la integración regional para el desarrollo sostenible, la promoción del diálogo y cooperación internacional para el desarrollo con otros Estados de la región y con otros actores internacionales y la concertación política entre gobiernos para fortalecer la región y dar más bienestar y felicidad a nuestros pueblos, como está realmente establecido en los postulados de la Celac dentro de los principios de soberanía, autodeterminación y respeto mutuo.

Han pasado diez años desde la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, que se reunió aquí, en México en febrero de 2010.

Nueve años de la Cumbre Fundacional de la Celac en Caracas en diciembre de 2011, y hoy, es un momento transcendente de nuestros pueblos, es un momento fundamental porque la Celac se reúne de nuevo en esta patria hermana. Tal parece que a México corresponde ser actor esencial de la unidad e integración de los pueblos de América Latina y el Caribe.

Como muy bien lo recordó el muy distinguido Canciller de la hermana República de Panamá en el año 1826, cuando se reunió el Congreso Anfictiónico de Panamá que procuraba la unión de todas las naciones de América Latina y esa reunión debía concluir con un encuentro operativo que debía darse en la Villa de Tacubaya a partir del 15 de agosto de ese año, aquí en México.

Nuestro Libertador al que agradecemos profundamente este bellísimo mural donde se celebra la unión de toda América Latina, sin duda veía a México como la metrópolis norte de esa gran nación que se debía haber creado, no ocurrió, se impuso la doctrina Monroe, la oscuridad, la desunión, se impuso décadas y década perdidas para nuestra integración.

Nosotros queremos decir que hoy, 194 años después del Congreso Anfictiónico de Panamá y a 10 años del nacimiento de la Celac, nuestros países se llenan de esperanza con la presidencia pro tempore de los Estados Unidos Mexicanos.

Esto se da en el marco de un proceso de profunda transformación; la cuarta transformación que enarbola el respeto a la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia en los asuntos internos y que identifica espacios, ámbitos y áreas de trabajo en los que es posible y necesario trabajar juntos, más allá de las diferencias de orientación política de los gobiernos y de las decisiones que soberanamente se han dado nuestros pueblos.

Insisto esta es la oportunidad de trabajar juntos, muchos son los de-safíos, muchos de esos desafíos están plenamente establecidos en los catorce puntos de trabajo que propone la presidencia pro tempore.

Saludamos que esos catorce puntos nos va a permitir llegar a victo-rias tempranas en materia de ciencia y tecnología, de salud, de gobernabilidad, lucha contra la corrupción, entre otras. Es la oportunidad de avanzar y garantizar logros y soluciones que nuestros pueblos demandan y esperan.

En esta unidad en la diversidad nos reconocemos, como lo que somos y con lo que podemos contribuir en la solución y avance de los temas que nos son comunes y sobre los cuales hemos de ponernos de acuerdo.
Alineado con el plan de trabajo presentado por la presidencia pro tempore que hoy se instala, Venezuela presenta su disposiciónn para acompañar y realizar aportes en las 14 áreas de trabajo propuestas y tenemos como participar en todos los eventos establecidos y derivados de esas 14 áreas de trabajo.

Nosotros queremos insistir en que no nos vamos a desviar del foco principal de esta reunión, el foco principal son los 14 puntos de la agenda que propone de México y nosotros la apoyamos calurosa y fervorosamente. Si se quiere tener una conversación franca, un intercambio fraterno sobre Venezuela, estamos listos, estamos dispuestos cuando ustedes quieran para que se dé esa discusión en términos respetuosos de nuestra soberanía y autodeterminación, pero no nos van a desviar del foco principal de esta reunión.

Hugo Chávez presidente de Venezuela, en el Congreso Fundacional de la Celac el 2 de diciembre del año 2011 dijo en Caracas “Yo estoy seguro que no nos van a descarrilar, estoy seguro que hay descarriadores de oficio que se la pasan todos los días pensando, actuando para ver cómo se arma una guerra entre nosotros. Entre nosotros no habrá guerra, no habrá más conflicto, sino hermandad, paz, integración y unión.

Finalmente la República Bolivariana de Venezuela se compromete con todo su empeño para apoyar a la Presidencia Pro Tempore de México seguros de lograr la unidad de los pueblos de América Latina y El Caribe, concretar espacios de diálogo y de solución haciéndonos protagonistas de nuestro destino y de la prosperidad y felicidad de nuestros hombres, nuestras mujeres, nuestros niños y nuestras niñas.

Permítame señor Secretario decirle que, un día como ayer hace 34 años, un grande de la literatura hispanoamericana con el que crecimos todos, Juan Rulfo, fallecería aquí en esta Ciudad de México, también nos dejó sus páginas. Decía Rulfo “hay aire, hay sol, hay nubes, hay arriba un cielo azul y detrás de él tal vez haya canciones, tal vez mejores voces. Hay esperanza para nosotros, busquemos, cuidemos y defendamos esa esperanza. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *