Cruce de versiones por caso de la cicpc en Fuerte Tiuna

Según la minuta de la policía científica, funcionarios de la Policía Militar «no querían permitirle el retiro, mientras Moreno hizo caso omiso y no detuvo la marcha del vehículo, a tal efecto los militares, sin mediar palabras, le efectuaron varios disparos».

  El caso de la funcionaria Ayendry Moreno, detective del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), muerta a tiros por efectivos militares en Fuerte Tiuna, ha desatado un cruce de versiones entre el Cicpc y las autoridades militares.

egún una minuta difundida por la 35 Brigada de Policía Militar “Libertador José de San Martín”, durante el servicio alcabala N°10 del Fuerte Militar Tiuna, «procedió a efectuar la respectiva identificación del vehículo marca Mazda, modelo 3, negro, placas AB749TB, conducido por Moreno, a quien le fue solicitada la documentación, ya que había tumbado unos conos por conducir a exceso de velocidad, la misma no acató el llamado dándose a la fuga, acción que llevó de manera inmediata a informar por radio al personal que se encuentra en la alcabala N°3 y solicitar la detención y revisión de dicho vehículo».

Agrega la versión de la minuta militar que «el automotor ingresó a la alcabala 3 a la zona a exceso de velocidad y sin acatar la voz de alto, los funcionarios de guardia fueron embestidos, resultado golpeado un oficial y arrollado un efectivo de la Policía Militar. En ese momento, el jefe de la alcabala procedió a efectuar un disparo al aire, otro de los oficiales disparó contra el vehículo, impactando el vidrio trasero».

Ayendry Moreno era detective del Cicpc.
 

Lo que dice el Cicpc

Del lado de la policía científica informan que se habló con Emiley Carvajal, de 31 años, quien acompañaba a Moreno la trágica noche de este lunes.  Según una minuta del organismo, «en declaraciones ofrecidas por  Emiley Carvajal, de 31 años, manifestó que en momentos que se encontraban en Fuerte Tiuna con la referida funcionwria, a bordo del vehículo, de manera repentina fueron interceptadas por varios funcionarios de la Policía Militar, quienes le indicaron que no podían terminar de acceder a la zona y se generó  un breve altercado, mientras le solicitaban que debían salir de las instalaciones castrenses».

Al momento de retirarse -agregó Carvajal- «específicamente a la altura de alcabala 3, fueron abordadas por otros funcionarios de la Policía Militar quienes no querían permitirle el retiro, mientras Moreno hizo caso omiso y no detuvo la marcha del vehículo, a tal efecto los efectivos militares sin mediar palabras le efectuaron varios disparos, percatándose a pocos metros del lugar que su amiga había recibido un disparo en la cabeza».

La detective estaba adscrita a la División contra Hurtos del Cicpc y dejó 2 niños.

 Aparentemente, vivía en Fuerte Tiuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *