Diputado Alonso: Derroche carnestolendo busca invisibilizar la crisis económica

Asegura que no se le da prioridad a las necesidades del pueblo

“Venezuela es un país donde coexisten dos realidades opuestas y que nos escandalizan al ser contrastadas. Por una parte está una población que se debate entre alimentarse o costear los gastos médicos de una enfermedad y a contrapelo de esta tragedia, tenemos un sector privilegiado que accede a divisas y gasta a diario cantidades de dinero que horrorizan”, manifiesta el diputado a la Asamblea Nacional César Alonso.


Resalta que recientemente vieron gastos significativos y desproporcionados en las festividades carnestolendas por parte de la gobernación del estado, mientras paradójicamente en Vargas tenemos una cantidad de problemas no resueltos y que merecen su atención por ser fundamentales en nuestra vida diaria.


Denuncia que el tema del agua es uno de ellos y tal vez el que mayor impacto nos produce por lo necesario que es en nuestra vida diaria, destacando que Hidrocapital es un verdadero dolor de cabeza para los varguenses.


“En una sociedad normal y sin tantos problemas como la venezolana pasaría desapercibido el que se premie a las participantes en un concurso de Carnaval con sumas elevadas en divisas, pero en la nuestra es una grosería, ya que son tantas nuestras penurias que esa acción en sí misma es una bofetada al ciudadano que aqueja el maltrato y el descuido de políticos que no se conectan con sus anhelos y aspiraciones de mejor vivir”.


Informa que el sábado 22 de febrero en el sector Marapa Piache de la parroquia Catia La Mar desde Un Nuevo Tiempo hicieron una acción social para compartir con los vecinos con una “Olla Solidaria”, donde recabaron información de los problemas que les afectan, como la falta de agua, el gas, el transporte, el dinero que no les alcanza y una pasarela que hace 5 años se inició no se ha culminado que deben utilizarla a pesar de arriesgar sus vidas. “Esa es la realidad de la gran mayoría de nuestros sectores populares”.


Recalca que luego de culminadas las festividades del carnaval seguimos sumidos en muchos problemas que afectan al ciudadano de a pie, pero que a una minoría pírrica no. “Al parecer mejorar nuestras condiciones de vida no es importante ni está en los objetivos de quienes hoy nos gobiernan. Seguimos con la prédica y acción que a los Romanos les resultó “pan y circo”, pero no hay duda que es más “circo que pan”.


Puntualiza que todo el derroche busca invisivilizar la tragedia que vive el venezolano y tratar de hacer ver que todo está normal ante los ojos del mundo. MLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *