Hay una peligrosa sensación en la calle

Santos García Zapata

Tengo 65 años siguiendo de cerca la política; recuerdo que en febrero de 1989 compre en el Automercado El Cristo de Maiquetía víveres para 15 días, sentía el run run en la calle del sacudón que sucedió días después el 27 de febrero. No soy pitoniso pero estar en la radio y escribiendo en los medios de comunicación durante los últimos 55 años percibo a flor de piel el humor popular.

Existe una consternación muy grande en la población; más de la mitad del país tiene problemas para comprar los artículos de primera necesidad. Se desato una infame especulación; los tapabocas subieron exageradamente de precio y el kilo de limón este rondando sobre los 500.000 bolívares revela un estado de indefensión terrible que el pueblo comienza a sentir/percibir nítidamente ante el temor de enfermase. Ese sentimiento profundo de falta de la defensa, ayuda o protección es la que provoca los estallidos sociales espontáneos de envergadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *