EE. UU. tiene que dar una justificación a las tres preguntas sobre la epidemia

Algunos políticos estadounidenses han llamado recientemente al nuevo coronavirus el «virus chino», lo que ha sido condeado por la comunidad internacional. «Racismo», «xenofobia» y «encontrar un chivo expiatorio» han sido palabras de alta frecuencia utilizadas por los medios europeos y estadounidenses para criticar a la parte estadounidense.

Aun cuando los políticos estadounidenses vociferen, no pueden evadir sus responsabilidades; al contrario, exponen aún más las dudas sobre la prevención y el control de la epidemia estadounidense. El último incidente preocupante es la actuación del primer ministro australiano, Scott John Morrison, quien dijo en una entrevista el 20 que aproximadamente el 80% de los casos confirmados de neumonía de coronavirus en Australia fueron casos importados del extranjero o por contacto directo con personas que regresaron del extranjero. De estos casos, «la mayoría provienen de Estados Unidos».

Primer ministro australiano habla durante una conferencia de prensa en la Casa del Almirantazgo en Sídney, Australia.

A medida que más y más preguntas del mundo exterior apuntan a Estados Unidos, el gobierno de este país tiene que explicarle a la gente y dar cuenta al mundo sobre tres preguntas relacionadas con la epidemia.

Primero, según las últimas estimaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., la temporada de influenza de EE. UU., que comenzó en septiembre de 2019, lleva más de 30 millones de estadounidenses contagiados y ha matado a más de 20.000 personas. Robert Redfield, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., recientemente reconoció públicamente que algunos casos de muertes por influenza en realidad estaban infectados con la neumonía por nuevo coronavirus. Entonces, ¿cuántos casos de neumonía de nuevo coronavirus se encuentran entre estas 20.000 muertes por influenza?

La segunda pregunta que Estados Unidos tiene que responder es: ¿por qué cerró repentinamente la Base de Armas Bioquímicas Fort Detrick en Maryland en julio de 2019? La base es el mayor centro de investigación y desarrollo de armas bioquímicas en el ejército de EE. UU. El New York Times dijo que se cerró porque no tuvo «sistemas completos para purificar con mayor seguridad las aguas residuales de su laboratorio».

La base es el mayor centro de investigación y desarrollo de armas bioquímicas en el ejército de los EE. UU.

Sin embargo, con el desarrollo de una serie de eventos posteriores, las personas tienen dudas sobre la verdadera razón del cierre de la base. Debido a que se cerró poco después, se produjo una serie de casos de neumonía o neumonía similar en los Estados Unidos. Las autoridades lo atribuyeron a los «cigarrillos electrónicos», pero los científicos señalaron que los cigarrillos electrónicos no podían explicar sus síntomas y condiciones. Casi al mismo tiempo, con un brote de gripe H1N1 en Estados Unidos; en octubre de 2019, varias instituciones estadounidenses organizaron un ejercicio epidémico global con el nombre en código «Evento 201»; en diciembre de 2019, apareció el primer paciente con síntomas de neumonía de nuevo coronavirus en Wuhan. En febrero de 2020, la epidemia estalló en múltiples puntos en todo el mundo.

A juzgar por la línea de tiempo, la aparición de esta serie de eventos es muy extraña. ¿Hay alguna correlación entre ellos? Hace unos días, alguien publicó en el sitio web de peticiones de la Casa Blanca una solicitud para que el gobierno de Estados Unidos anuncie la verdadera razón del cierre de Fort Detrick para aclarar si se trata de una unidad de investigación del nuevo coronavirus y si existe un problema de fuga de virus. Estados Unidos debería responder estas preguntas si realmente considera la salud de su gente.

La tercera pregunta es: ¿por qué el gobierno de EE. UU. minimizó la epidemia de neumonía por nuevo coronavirus del país a mediados de febrero, cuando muchos miembros del Comité de Inteligencia del Senado vendieron millones de acciones? ¿Los políticos estadounidenses ocultan la epidemia al público mientras utilizan la información privilegiada para vender acciones?

El tiempo y la vida son irrecuperables para los humanos. Si algunos políticos estadounidenses no se despiertan temprano, eventualmente pagarán un alto precio por esto.

FUENTE:

https://espanol.cgtn.com/n/2020-03-23/DFBbIA/eeuu-tiene-que-dar-una-justificacion-a-las-tres-preguntas-sobre-la-epidemia/index.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *