El concepto de propiedad de los hijos

Revisemos el concepto de «propiedad» de nuestros hijos y tengamos conciencia sobre lo que creemos que podemos o no hacer con ellos.

¿Son nuestros hijos? Por supuesto, mamá los gesta y da a luz, el padre participa en su concepción y -con suerte para la madre- se queda con ella y se encarga de los deberes mínimos de manutención y cuidado.

Pero vayamos más allá de lo meramente biológico, una vez nacidos los niños son absolutamente dependientes de nosotros, de cualquiera que le provea de alimentos, abrigo, cuidados médicos etc. Esos son nuestros deberes pero ¿Qué derechos tenemos sobre ellos? En este caso quiero llamar la atención solo sobre el tema de los castigos verbales y corporales. ¿Es nuestro «derecho» pegarles o maltratarlos psicológicamente?

Yo creo que no, aparte de que tenemos a nuestros hijos para amarlos, educarlos, protegerlos y disfrutarlos no tenemos derecho alguno de agredirlos, ni a ellos ni a nadie pero está muy arraigado en la sociedad el concepto de «yo a mi hijo lo educo como me da la gana, porque es mi hijo» y actualmente esa manera de actuar ha probado ser errónea.

Los niños son personas y sujetos de pleno derecho y merecedores de protección debido a su minusvalía frente a los adultos a los que son sometidos, ellos no pueden defenderse, no saben hacerlo ni pueden rechazar o detener un golpe ajeno.

Es un tema complejo que muchos se resisten a entender aún en esta época en la que hay disponible tanta información y evidencias del daño que ocasiona una crianza violenta, pero se sigue confundiendo el no maltratar con la imposiblidad de corregirlos.

Se puede y se debe corregir, tenemos el derecho y el deber de hacerlo para convertirlos en adultos de bien, lo que tenemos que hacer es aprender a hacerlo sin violencia.

Tenemos todo el derecho a regañar, corregir, disciplinar, etc como lo llames, pero se puede hacer con empatía y respeto y obtener mejores resultados.

Claro que se puede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *