Ceofan derriba narcoavión al sur del Zulia

El Ceofan argumentó que en el país se mantienen vigilantes «ante cualquier amenaza que atente a la seguridad y soberanía de la Patria»

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofan) informó este jueves 7 de mayo que fue derribada una aeronave al sur del estado Zulia, que habría sido utilizada para actividades de presunto narcotráfico.

La operación se llevó a cabo en el contexto del llamado «Escudo Bolivariano Tiburón 200», argumentando que se mantienen vigilantes «ante cualquier amenaza que atente a la seguridad y soberanía de la Patria». Sin embargo, no informaron cuánto fue el cargamento que encontraron en el avión, ni cuántas personas iban a bordo.

Por su parte, el mayor general Juan Teixeira Días, comandante de la Defensa Aeroespacial Integral (Codai) de la FAN, indicó que con la «neutralización» de este avión, van 193 aeronaves derribadas desde que quedaron deshabilitados los acuerdos con la DEA y su expulsión de Venezuela.

«No vamos a permitir que se use nuestro espacio aéreo por parte de aeronaves que derivan del Narcotráfico Colombiano», escribió.

Es la primera acción de este tipo que ocurre luego de la llamada «Operación Gedeón».

El Codai informó el 6 de abril que una aeronave, también al sur del estado Zulia, fue derribada y se presumía su uso por el narcotráfico y señalaba que tras haber aplicado los protocolos correspondientes, aviones de la Fuerza Armada Nacional destruyeron la nave sospechosa.

El gobierno del entonces presidente Hugo Chávez expulsó a la DEA de Venezuela en 2005 alegando que el organismo apoyaba el narcotráfico en Venezuela en lugar de combatirlo, además de generar inestabilidad en su administración.

Nicolás Maduro responsabilizó al gobierno de Estados Unidos y concretamente a la Administración para el Control de Drogas (DEA) por la incursión marítima de dos embarcaciones de mercenarios en las costas de Macuto (Vargas) y Chuao (Aragua), que tenían el objetivo de capturar al líder chavista los días 3 y 4 de mayo.

«Pudimos hacerle seguimiento a estos núcleos terroristas. Los sabíamos todo. Qué hablaban, qué comían, qué no comían, qué no tomaban, quién los financiaba. Esta incursión terrorista de la que hemos sido víctimas, nosotros pudimos develarla, saber que el gobierno de Estados Unidos delegó a la DEA para la preparación de esta acción, y delegó a una empresa privada, Silvercorp, toda su planificación operativa», declaró

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *