Un papa de hoy en día

«Es que los niños de hoy en día» «Es que estos adolescentes» «Estos muchachos no sirven» «Estás niñas no tienen moral» «Los hombres andan dejando niños por todas partes» «Que estos niños no sueltan un Smartphone» «Que el niño solo quiere andar en la calle» «Las niñas se embarazan a X años»… Ya va ¿Quién crió y cría a esos niños y niñas?

Exacto, nosotros

.Yo soy responsable de que mi hija vea o no televisión todo el día, de que haga su tarea, de que recoja sus juguetes, de que se bañe, de que…

Mi esposa y yo y solo nosotros somos los responsables de la guía, disciplina, educación y cuidados primarios de nuestra hija.

Si ella no cumple con sus tareas y no obedece las reglas es NUESTRO deber el tomar las medidas necesarias.

¿No?Pues la sociedad de hipócritas en la que vivimos se la pasa hablando mal de los niños y de esta generación mientras por acciones u omisiones van alimentando aquello que dicen odiar y después lo quieren solucionar con las dos cosas que son precisamente el origen de todos los problemas: la VIOLENCIA hacia los niños y el abandono emocional.

Un niño criado a golpes y castigos y con un Smartphone con wifi y sin supervisión no es una buena receta.Que no tenemos tiempo, que tenemos que trabajar mucho para pagar los gastos, que yo no sé nada de crianza respetuosa y todo eso puede ser cierto pero se trata es de tener conciencia de que no necesitas pasar día y noche con ellos y de que no se trata de quién es el responsable sino de que se tomen las medidas necesarias y urgentes.

Tu presencia y empatía hacen la gran diferencia.La culpa no la tiene el niño al que le gritan y culpan por todo, el niño crece con lo que le dan, si solo les das gritos, nalgadas y exigencias te responderán en la misma proporción.La culpa la tienes tú, yo, mi esposa, mi vecina, el juez, el compositor de canciones obscenas,  el líder político, todos, todos somos responsables.

Está generación es igual a la anterior y a la anterior y a la que estaba antes solo que ahora tienen pantallas. Bastante vaina que le echamos a nuestros padres y estos a los abuelos.Ya dejemos de repartir culpas y vayamos a darles los «NO» necesarios y los «SÍ» del amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *